Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

Esta semana, la Armada de los Estados Unidos anunció un acuerdo para la adquisición de nueve destructores de la Clase Arleigh Burke que serán construidos durante los próximos cinco años. Ese numero se podría ampliar hasta incluir 15 buques si el Congreso o la Casa Blanca deciden agregar más cascos al acuerdo, informaron funcionarios de esa fuerza militar el jueves.

El proceso de adquisición plurianual para los nueve destructores de la clase Arleigh Burke (DDG-51) incluye seis opciones adicionales para incrementar la compra. El acuerdo, anunciado el martes, estipula que la constructora HII's Ingalls Shipbuilding construirá seis de los DDGs de la Flota III, mientras que General Dynamics Bath Iron Works construirá tres.

El acuerdo de nueve buques, excluyendo las opciones, requiere que la Marina reciba un casco de Bath en 2023, 2024 y 2026. HII entregará un buque en 2023, 2024, dos en 2025, uno en 2026 y otro en 2027.

"Es todavía una competencia abierta, por así decirlo, para cada una de esas opciones a medida que avanzamos", dijo Jay Stefany, quien está desempeñando las funciones del secretario asistente de la Marina para investigación, desarrollo y adquisición (RDA), a USNI News.

"El contrato permite que la Marina regrese y solicite a los dos equipos industriales que actualicen sus precios al mismo nivel o a un nivel inferior antes de que ejerzamos la opción". El jueves, Stefany afirmó que el servicio no tenía la intención de divulgar los costos del contrato.

"Hasta que pasemos por el proceso de retroalimentación con las empresas y presentemos esos detalles, todavía es información sensible, ya que esas opciones todavía están en juego para hacer nuevas negociaciones y luego ser evaluadas", dijo.

Basado en la última estimación de costos, cada destructor costará alrededor de $2 mil millones de dólares, divididos equitativamente entre el costo de los equipos proporcionados al astillero y la construcción del casco del buque, sistemas eléctricos y mecánicos.

En 2018, la Marina otorgó un contrato similar dividido, con Ingalls recibiendo $5.1 mil millones por seis buques y BIW recibiendo $3.9 mil millones por cuatro embarcaciones. Divididos equitativamente, Ingalls construyó sus buques por $850 millones por casco y BIW por $975 millones por casco.

Como parte del acuerdo actual, la Marina evaluó la capacidad de los astilleros como parte de las evaluaciones. "Consideramos la situación de los equipos industriales en cuanto a su carga de trabajo, su rendimiento y su capacidad, así como nuestras estimaciones a futuro. Esto influyó en la determinación de las cantidades que utilizamos como base y la fase para lo que solicitamos en cuanto a los precios", dijo el Contraalmirante Tom Anderson, Director de la Oficina Ejecutiva del Programa para Buques, a los periodistas el jueves.

La diferencia en los totales de cascos entre Ingalls y BIW se debe en parte a los retrasos continuos de Bath en la entrega de destructores actualmente bajo contrato, informó USNI News el martes.

La Marina no proporcionó detalles sobre cuántos destructores del bloque III (su más reciente versión) planea adquirir antes de pasar a la construcción del próximo destructor guiado de nueva generación, el DDG(X).

"Este acuerdo establece un entorno propicio para un esfuerzo competitivo sólido en el futuro con respecto al DDG(X)", dijo Stefany el miércoles.

En junio, Bath colocó la quilla de su primer buque del bloque III, el Louis H. Wilson (DDG-126). El astillero de Maine está trabajando en los destructores Harvey C. Barnum Jr. (DDG-124), John Basilone (DDG-122), Patrick Gallagher (DDG-127), Quentin Walsh (DDG-132) y William Charette (DDG-130).

Ingalls por su parte está construyendo actualmente cuatro destructores de la Flota III en su astillero en Pascagoula: Ted Stevens (DDG-128), Jeremiah Denton (DDG-129), George M. Neal (DDG-131) y Sam Nunn (DDG-133).
Estados Unidos ordenó la construcción de nueve destructores Clase Arleigh Burke