Full width home advertisement

Destacado

Industria

Colombia

Latinoamérica

Mundo

Post Page Advertisement [Top]

Emmanuel Macron ha denunciado un "juego peligroso" de Turquía en Libia y ha declarado este lunes que el reciente incidente naval entre París y Ankara cerca de las costas del país africano demuestra la "muerte cerebral de la OTAN".

Después de una reunión con su homólogo tunecino Kais Saied en el Palacio del Elíseo, el presidente de Francia ha sostenido que las acciones del Gobierno turco en Libia contravienen "todos sus compromisos contraídos en la conferencia de Berlín" y ha instado al "fin de la interferencia extranjera y de las acciones unilaterales de aquellos que afirman estar ganando nuevas posiciones a través de la guerra" en ese país.

Francia y Turquía, enfrentadas en el conflicto libio por apoyar a dos bandos enemigos entre sí, vivieron el 10 de junio una tensa situación en el Mediterráneo cuando una fragata francesa se aproximó a un buque turco del que sospechaba por contrabando de armas.

Macron considera que Ankara se comportó "de forma extremadamente agresiva" al apuntar con radares de tres embarcaciones a la fragata de París y al negarse a permitir que se inspeccionara el buque. Turquía recalca que no se trató de un acto ofensivo, sino que solamente se utilizaron los radares para monitorear cómo se aproximaba el buque.

Macron ha subrayado que "es en interés de Libia, de sus vecinos, de toda la región y también de Europa", y ha agregado que hizo las mismas declaraciones durante una conversación telefónica con Donald Trump el mismo día.

El incidente naval entre Francia y Turquía frente a la costa libia reavivó el polémico vaticinio que hizo el presidente galo a finales del año pasado. En noviembre, el mandatario francés ya señaló que la OTAN experimenta una "muerte cerebral", cuestionando el compromiso de EE.UU. con la Alianza Atlántica y afirmando que la falta de voluntad de Washington para defender a sus aliados puso a Europa "al borde de un precipicio".

Francia acusa a Turquía de suministrar armas al Gobierno de Acuerdo Nacional (GAN) de Fayez al Sarraj, respaldado por la ONU, en violación de un embargo de las Naciones Unidas, y de haberse comportado "de forma extremadamente agresiva" con una de sus fragatas en el Mediterráneo.

Turquía, por su parte, acusa a París de apoyar al jefe del Ejército Nacional Libio, Jalifa Haftar, cuyas fuerzas controlan la mayor parte del país, y de ser el "subcontratista de ciertos países de la región" en la crisis de Libia, en referencia a los Emiratos Árabes Unidos y Egipto.
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!

Bottom Ad [Post Page]