Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

Aviones de la Royal Air Force (RAF) británica lanzaron "ataques dirigidos" contra posiciones de los rebeldes hutíes en Yemen, anunció este viernes el primer ministro británico, Rishi Sunak.

"El Reino Unido siempre se alzará en defensa de la libertad de navegación y el libre flujo del comercio. Por lo tanto, hemos tomado una acción limitada, necesaria y proporcionada en defensa propia", dijo Sunak, según un comunicado difundido por Downing Street.

El líder británico especificó que se trataron de "ataques dirigidos" contra instalaciones militares utilizadas por los hutíes en el Yemen.

La acción se adoptó con "el apoyo no operacional" de Países Bajos, Canadá y Baréin, con la intención de "degradar las capacidades militares hutíes y proteger el transporte marítimo global".

Sunak acusó a los hutíes de haber llevado a cabo ataques desestabilizadores contra los cargueros que pasan por el mar Rojo, tanto británicos como de otros países, lo que ha causado una gran perturbación y ha elevado los precios de las materias primas.

"Pese a las repetidas advertencias de la comunidad internacional, los hutíes han seguido llevando a cabo ataques en el mar Rojo, incluido contra buques de guerra británicos y estadounidenses esta misma semana. Esto no puede continuar", dijo.

El Reino Unido ha desplegado diversos buques de guerra en la zona. El HMS Diamond, un destructor tipo 45, ha sido enviado al mar Rojo, y fue objeto de ataques hutíes el pasado día 9 de enero, al que aludió Sunak.

La fragata HMS Lancaster, que ya se encontraba en Oriente Medio para participar en operaciones contra los narcotraficantes y traficantes de armas, ha sido enviada al golfo de Omán. Y la fragata HMS Richmond se unió la semana pasada para ofrecer soporte a los otros buques.

El Ministerio británico de Defensa precisó en un comunicado que cuatro Eurofighter Typhoon de la Royal Air Force, apoyados por un avión cisterna Airbus A330 MRTT Voyager, usaron bombas guiadas Paveway IV para atacar dos instalaciones hutíes: un punto de lanzamiento de drones en Bani, en el noroeste del Yemen, y el aeródromo de Abbs, utilizado para lanzar misiles de crucero y drones sobre el mar Rojo. Los cazas de la RAF, que despegaron de la Base Aérea de Akrotiri en Chipre, identificaron y atacaron varios puntos claves de ese aeródromo, según la nota.

"Al planificar los ataques, se tomó especial atención en minimizar cualquier riesgo para civiles, y esos riesgos fueron mitigados por la decisión de lanzarlos durante la noche", señaló Defensa.

Pese a que las Fuerzas Armadas británicas reconocen que aún evalúan los efectos del bombardeo, señalan que los "primeros indicios" apuntan a que la capacidad de los hutíes de atacar a los mercantes "ha sufrido un golpe", que demuestra su compromiso de proteger el comercio global.
Cazas Eurofighter Typhoon de Reino Unido volaron 2300 kilómetros para bombardear blancos estratégicos hutíes en Yemen