Full width home advertisement

Destacado

Industria

Colombia

Latinoamérica

Mundo

Post Page Advertisement [Top]

Avianca Holdings SA, la segunda aerolínea más grande de América Latina, se acogió a la ley de quiebras el pasado domingo ante un tribunal federal de EE. UU. y aseguró que necesita alivio de los acreedores a medida que se reestructura en un esfuerzo por sobrevivir a la peor crisis en la historia de la aviación.

La aerolínea insignia de Colombia suspendió todas las operaciones de pasajeros nacionales e internacionales a finales de marzo debido a la pandemia del COVID-19, pero ha mantenido las operaciones de carga con su flota de cargueros, así como en aviones de pasajeros utilizados en el modo de carga. La puesta en tierra de la flota de pasajeros ha reducido los ingresos consolidados en más del 80% y ejerció presión sobre las reservas de efectivo de la aerolínea.

Avianca, que atiende a más del 50% del mercado colombiano y transportó a más de 30,5 millones de personas el año pasado, dijo que su presentación ante el Tribunal de Quiebras de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York era necesaria para preservar las operaciones y los trabajos, ya que trabaja para afrontar 5.300 millones de dólares en obligaciones, incluidos arrendamientos y pedidos de aviones. La aerolínea, que opera a 76 destinos en 27 países, también está cerrando su división en Perú.

Las medidas de austeridad tomadas por Avianca durante la pandemia incluyen permisos de empleados, reducciones temporales de salarios, congelaciones en gastos de capital no esenciales y aplazamientos de pagos en arrendamientos a largo plazo.

Como parte de su plan de recuperación, Avianca cerrará su división peruana y recortará la flota de sus otras filiales. El cierre de la operación peruana permitirá a Avianca "renovar su enfoque en los mercados centrales" una vez que se complete la reestructuración.

Las solicitudes de protección por quiebra de Avianca Holdings establecen que un "número significativo" de aeronaves en sus diversas flotas serán retirados del servicio y devueltos a sus arrendatarios. Avianca había estado operando una flota de 156 aviones, incluidos 143 aviones de pasajeros y 13 de carga, más 15 turbohélices.

La compañía dijo que había comenzado una revisión exhaustiva de la flota, la cual había encontrado inicialmente que no necesitaba en el escenario actual catorce aviones, incluido un Boeing 787-8 y dos Airbus A330-300 operados por Avianca. Los otros 11 aviones son jets de pasillo único, siete A320, dos A321 y dos A319, de las flotas de Avianca, Avianca Ecuador y Taca.

  • Airbus A319 (HC-CKN HC-CLF)
  • Airbus A320 (N499TA, N680TA, HC-CJW, N599AV, N536AV, N477AV, N562AV, N805AV, N810AV)
  • Airbus A330-300 (N804AV, N803AV)
  • Boeing 787-8 Dreamliner N784AV)

Avianca dijo que reestructurará su balance y sus obligaciones para hacer frente a los efectos de la crisis y gestionar sus pedidos de aviones, arrendamientos y otras responsabilidades.

"Es importante tener en cuenta que este no es un procedimiento de insolvencia o liquidación", asegura Avianca a sus proveedores. "Tenemos la intención de pagar a los proveedores de manera oportuna por los bienes y servicios prestados".

La compañía agregó que continúa entablando conversaciones con el gobierno colombiano sobre las estructuras financieras que proporcionarían liquidez adicional a través del proceso del Capítulo 11. Dijo que tiene la intención de salir de la reorganización como una aerolínea "altamente competitiva y exitosa".
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!

Bottom Ad [Post Page]