China lanzó el pasado sábado la sonda lunar Chang'e-4 y se espera que lleve a cabo el primer aterrizaje suave jamás realizado en la cara oculta de la Luna. Un cohete Gran Marcha-3B, que transporta la sonda, incluyendo un módulo y un rover explorador, despegó del Centro de Lanzamiento de Satélites de Xichang con lo que abrió un nuevo capítulo en la exploración lunar, según informó la agencia Xinhua.

Las tareas científicas de la misión Chang'e-4 incluyen la observación astronómica de radio de baja frecuencia, análisis de terreno y relieve, detección de composición mineral y estructura de la superficie lunar poco profunda y medición de la radiación de neutrones y átomos neutrales para estudiar el medio ambiente en la cara oculta de la Luna, anunció la Administración Nacional del Espacio de China.


Puesto que el ciclo de revolución de la Luna es el mismo que su ciclo de rotación, el mismo lado siempre está de cara a la Tierra. En el otro lado, la mayoría del cual no puede ser visto desde la Tierra, es llamado lado lejano o lado oscuro, no porque sea oscuro, sino porque su mayor parte permanece desconocida.

La misión Chang'e-4 será un paso clave a la hora de revelar el misterioso lado lejano de la Luna. "El aterrizaje suave y la exploración del lado lejano, que no se han hecho jamás anteriormente, obtendrán información de primera mano sobre el terreno y los componentes del suelo lunar, así como otros datos científicos, que nos ayudarán a enriquecer el entendimiento sobre la Luna y el universo", destacó Zhang He, director ejecutivo del proyecto de la sonda lunar Chang'e-4.

Tres experimentos científicos y tecnológicos, diseñados por universidades chinas, también se llevarán a cabo durante la misión. Los científicos creen que el entorno electromagnético especial y las características geológicas en el lado lejano de la Luna serán convenientes para la observación astronómica de radio de baja frecuencia y la investigación sobre la composición de las sustancias lunares.

Sin embargo, el alunizaje y la exploración requieren un satélite de retransmisión para difundir las señales. China lanzó el satélite de retransmisión "Queqiao" (Puente de las urracas, en chino mandarín), el 21 de mayo con el fin de establecer el vínculo de comunicación entre la Tierra y el lado lejano de la Luna.

El satélite Queqiao ha entrado exitosamente en una órbita de halo alrededor del segundo punto de Lagrange (L2) del sistema Tierra-Luna, a unos 455.000 kilómetros de nuestro plantea. Con esto se convirtió en el primer satélite de comunicaciones que opera en esa órbita, de acuerdo con la CNSA.

En órbita, el satélite de retransmisión puede "ver" tanto la Tierra como el lado lejano de la Luna. La gravedad de la Tierra y la Luna equilibra el movimiento orbital del satélite y le permite funcionar con un relativo bajo consumo de combustible.

China ha promovido la cooperación internacional en su programa de exploración lunar, con cuatro cargas científicas en la misión Chang'e-4 desarrolladas por científicos de Países Bajos, Alemania, Suecia y Arabia Saudí.

Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!

Acerca de Webinfomil

Webinfomil.com - Revista digital especializada en noticias de actualidad, orden público, aviación y la industria de seguridad y defensa. ¡10 años informando!
«
Entrada más reciente
»
Entrada antigua