Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

El ejército ucraniano se retiró el sábado de Avdiivka, una ciudad del frente oriental confrontada desde hace meses a una feroz ofensiva de Rusia, que obtuvo su mayor victoria desde la fallida contraofensiva de Kiev el pasado verano boreal.

“Conforme a la orden recibida, nos hemos retirado de Avdiivka a posiciones preparadas de antemano”, escribió en un mensaje en Telegram de madrugada.

Desde octubre, los soldados ucranianos resistían en inferioridad numérica y material los asaltos rusos contra esta localidad en la cuenca minera del Donbás, donde la situación se había vuelto especialmente crítica en los últimos días.

El general Tarnavski había reconocido en la víspera la existencia de combates callejeros dentro de la ciudad, el repliegue de sus tropas de algunas posiciones y la construcción de estructuras defensivas adonde retirarse en caso de necesidad.

“En la situación en la que el enemigo avanza sobre los cadáveres de sus propios soldados y tiene diez veces más obuses (…) Esta es la única solución buena”, justificó Tarnavski al anunciar la retirada.

El general subrayó que sus fuerzas evitaron quedar rodeadas por el enemigo y ya se posicionaron en las nuevas líneas de defensa cerca de esta ciudad industrial ampliamente destruida.

La retirada de Avdiivka es la primera gran decisión militar del nuevo nuevo comandante en jefe de Kiev, Oleksander Sirski, nombrado el 8 de febrero.

“He decidido retirar nuestras unidades de la ciudad y de pasar a la defensa en líneas más favorables”, escribió Sirski en su página de Facebook. 

“Nuestros soldados cumplieron su deber militar con dignidad, hicieron todo lo posible para destruir las mejores unidades militares rusas e infligir pérdidas significativas al enemigo”, agregó.

Avdiivka se había convertido en un símbolo de la resistencia de las fuerzas de Kiev cuando se acerca el segundo aniversario del inicio de la invasión lanzada por Moscú contra esta exrepública soviética el 24 de febrero de 2022.

La ciudad fue tomada brevemente en julio de 2014 por los separatistas prorrusos pero volvió a control de Kiev, que la había mantenido durante todo este tiempo a pesar de su cercanía con Donetsk, bastión separatista en el este de Ucrania desde hace diez años.

Avdiivka es el avance más significativo para Rusia desde la conquista de Bajmut en mayo de 2023, tras meses de rudos combates que dejaron miles de muertos.

Pese a estar destruida en gran parte, unos 900 civiles permanecen allí, según las autoridades locales. Rusia espera que su toma dificulte los bombardeos ucranianos sobre Donetsk.

El sábado temprano, el Ministerio de Defensa ruso anunció que había frustrado varios ataques de drones de Ucrania contra las regiones de Belgorod y Kaluga, cercanas a la frontera.

En otro frente, el presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, consiguió avances diplomáticos con una gira a Berlín y París el viernes para asegurar que las potencias occidentales sigan ayudando a Kiev. 

Durante sus visitas a estos países aliados, el dirigente ucraniano firmó sendos acuerdos de seguridad con el jefe del gobierno alemán, Olaf Scholz, y el presidente francés, Emmanuel Macron. Los acuerdos prevén un incremento de la ayuda militar a la exrepública soviética.

El sábado, Zelenski abogará ante la Conferencia de Seguridad de Múnich por la continuación de la asistencia financiera internacional, en un momento en que la entrega de fondos de su principal donante, Estados Unidos, está en suspenso por las pugnas en el Congreso entre demócratas y republicanos.

Desde el fracaso de su contraofensiva en el verano de 2023, Ucrania se enfrenta con unas tropas rusas a la ofensiva, escasez de hombres, armas y municiones y el suspenso sobre la continuación de la ayuda occidental.

“Hacemos todo lo posible por asegurar que nuestros combatientes tengan suficientes capacidades de organización y tecnología para salvar el mayor número posible de vidas ucranianas”, declaró Zelenski.

El viernes, el instituto de investigación alemán Kiel Institute afirmó que la Unión Europea deberá “al menos duplicar su ayuda militar” a Ucrania para compensar la inacción de Estados Unidos.

“Es altamente incierto que Estados Unidos envíe ayuda militar adicional en 2024”, indicó el instituto, que recopila informaciones sobre la ayuda militar, financiera y humanitaria prometida y entregada a Ucrania desde la invasión rusa de 2022.
Ucrania se retira de la ciudad de Avdiivka ante la arremetida rusa.