Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

La Policía presentó la flotilla aérea que usará para la extinción de incendios y atención de emergencias en el país, compuesta inicialmente por ocho aeronaves algunas de las cuales eran usadas en la fumigación de cultivos ilícitos.

Como un “cambio radical” calificó el presidente Gustavo Petro Urrego la utilización de aeronaves que antes se usaban para dispersar glifosato y en adelante serán una herramienta para enfrentar los efectos del fenómeno de El Niño y, también, combatir delitos ambientales en el país.

El mandatario participó en la presentación del Programa de Extinción de Incendios Forestales y Protección del Medio Ambiente, liderado por la Policía Nacional, acto que se realizó este miércoles en la Escuela de Aviación de la Policía de Mariquita, Tolima.

“Es un cambio radical, un cambio que es el que nosotros queríamos establecer simbólicamente aquí. Esta flota no irá a matar colombianos, no irá a matar seres humanos, irá a salvar seres humanos”, recalcó el Jefe de Estado.

En la presentación del programa también participaron los ministros de Defensa, Iván Velásquez, y Ambiente, Susana Muhamad; el director de la Policía Nacional, general William René Salamanca, y Kevin Murakami, director de la Sección de Antinarcóticos y Aplicación de la Ley (INL) de la Embajada de Estados Unidos, país que brinda apoyo financiero a la iniciativa.

El general Salamanca destacó que la estrategia, que es pionera en América Latina, estará compuesta por una flotilla de 15 aeronaves, 8 de las cuales entraron ya en funcionamiento y las restantes serán incorporadas en las próximas semanas.

Además de combatir incendios forestales, las aeronaves constituyen una patrulla aérea multipropósito, ya que se utilizarán en operaciones contra la minería ilegal, lucha contra la deforestación y la protección de páramos y fuentes hídricas. 

“Sus capacidades serán fundamentales para consolidar el naciente centro de investigación para el control de delitos ambientales de la Amazonía colombiana”, manifestó el director de la Policía Nacional.

Las aeronaves se suman a las capacidades del Gobierno Nacional para anticiparse a las emergencias provocadas por el fenómeno de El Niño, que entrará en su fase más fuerte desde ahora hasta abril, y darán soporte a las autoridades regionales para combatir incendios y deforestación.

“Con estas nuevas fortalezas la Policía Nacional contribuirá a alcanzar la meta colombiana de lograr cero deforestaciones para el año 2030, lo cual requiere prestar particular atención a las amenazas que demandan acciones urgentes contra incendios forestales, cultivos ilegales, tala ilícita de bosques, acaparamiento de tierras y explotación ilegal de yacimientos mineros”, precisó el general Salamanca.

La ministra de Ambiente, Susana Muhamad, destacó el compromiso de la Policía Nacional y el apoyo financiero del gobierno de Estados Unidos para hacer realidad el Programa de Extinción de Incendios Forestales y Protección del Medio Ambiente.

La titular de esta cartera resaltó los esfuerzos para “acondicionar estos aviones que previamente se utilizaron en la aspersión de glifosato en contra de cultivos ilícitos, en una política pública que terminaba castigando a los campesinos, contaminando el medio ambiente y causando conflictos territoriales”.

“La política de seguridad humana del presidente Gustavo Petro, liderada por el ministro de Defensa, Iván Velásquez, por el contrario, se enfoca en una visión integral de la seguridad”, dijo.

“La reconversión y experticia de los pilotos, que saben manejar estos aviones a distancias muy cercanas del suelo, aplicadas hoy para atacar los incendios forestales, que han sido devastadores durante el fenómeno de El Niño, es una muestra del Gobierno del Cambio y es una muestra de la cooperación y el rol que tiene la Policía Nacional y en general la Fuerza Pública en la protección del medio ambiente”, sostuvo la ministra Muhamad.

Para el presidente Gustavo Petro, “esta alianza entre países, en este caso Estados Unidos y Colombia, es una alianza para la vida y enseña lo que podría ser en el futuro las alianzas en el mundo: el gran pacto de la humanidad para salvar la existencia en el planeta Tierra”.

El jefe de Estado puntualizó que este tipo de nuevas alianzas solo son posibles “uniendo los cerebros, las investigaciones, la ciencia, la voluntad de las comunidades y el heroísmo de las personas, que tendrán que ponerse al límite si queremos realmente rescatar nuestro planeta, haciendo las transformaciones políticas y económicas” que se requieren.

El programa cuenta con 3 líneas de acción:

—Línea de prevención: para generar procesos educativos e información pública, para lograr la activa y efectiva participación de la comunidad y entidades institucionales involucradas en la solución de la problemática de los incendios forestales y protección del medio ambiente. 

—Línea de respuesta ante incendios forestales terrestres: conformada por brigadas forestales con capacidad de movilizarse y trabajar articuladamente con todas las entidades del sistema nacional para la gestión del riesgo de desastres en todo el país. 

—Línea de respuesta ante incendios forestales aéreos: adaptación de cuatro 4 aeronaves UH-60 Black Hawk y cuatro 4 AT-802 Air Tractor, con capacidad para controlar incendios forestales y protección del medio ambiente, ante los cambios climáticos que se presentan en el país.
La Policía de Colombia dispondrá de una flota de aviones y helicópteros para combatir incendios forestales