Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

El jefe del Ejército ucraniano, Valeri Zaluzhni, confirmó hoy el derribo por parte de la Fuerza Aérea ucraniana de un avión de reconocimiento A-50 ruso, en lo que sería uno de los mayores reveses sufridos por la aviación rusa desde el comienzo de la contienda.

“Soldados de la Fuerza Aérea de las Fuerzas Armadas de Ucrania destruyeron un avión A-50 enemigo de detección por radar de largo alcance, y un puesto aéreo de control Il-22 del enemigo”, escribió Zaluzhni en sus redes sociales, junto a un vídeo en el que se ve a dos aviones desaparecer del radar sobre el mar de Azov.

Canales de Telegram rusos y ucranianos y algunas fuentes del Ejército ucraniano habían informado previamente del derribo de las dos aeronaves.

Zaluzhni no ofreció información sobre el armamento empleado por Ucrania para derribar ambos aparatos.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, dijo hoy carecer de información al respecto y recomendó a la prensa que se dirija al Ministerio de Defensa.

Rusia cuenta desde el principio de la guerra con una clara superioridad aérea, lo que le permite golpear toda la geografía nacional ucraniana.

Según el Estado Mayor ucraniano Kiev ha derribado o destruido desde febrero de 2022 un total de 329 aviones de guerra -en su mayoría de combate- y 324 helicópteros.

A principios de 2023 el presidente bielorruso, Alexandr Lukashenko, reconoció que un A-50 había resultado dañado durante un ataque con drones contra la base de Machulishchi, cerca de Minsk.

Los A-50 Beriev, que son un asiduo de los desfiles militares en la Plaza Roja, son aviones de alerta temprana y control de fabricación soviética.

Equipado con un radar, el A-50 pueden seguir simultáneamente 150 objetivos en un radio de 230 kilómetros, pero son capaces de detectar aviones enemigos a más de 600 kilómetros de distancia.

Según fuentes independientes, la URSS construyó 40 de esos aviones, pero parte de ellos fueron vendidos, por lo que solo 9 seguirían en servicio en Rusia.

Mientras, el Il-22 es un cuatrimotor que fue reconvertido durante la Unión Soviética para servir como puesto de mando aéreo.

El ejército ucraniano ha logrado abatir aviones enemigos con su artillería y en combates aéreos, pero también en el marco de sonadas operaciones de sabotaje contra aeródromos en territorio ruso, incluido la anexionada península ucraniana de Crimea.
Ucrania asesta un duro golpe a Rusia tras derribar un Beriev A-50 de alerta aérea temprana