Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

El Gobierno de Pedro Sánchez ha bloqueado "sin dar ningún motivo ni poner condiciones" la participación de la Unión Europea en la operación militar que va a lanzar Estados Unidos con el fin de garantizar la seguridad de los flujos comerciales en el mar Rojo, amenazada por los crecientes ataques de las milicias hutíes de Yemen contra buques cargueros, como resupuesta a la guerra entre Israel y Hamás.

España ha bloqueado la decisión de la Unión Europea de contribuir a través de la operación naval 'Atalanta' en la misión 'Guardián de la Prosperidad' anunciada por Estados Unidos, fuentes apuntan a razones políticas detrás del rechazo de Madrid.

Después de que los Veintisiete, a nivel de embajadores europeos, dieran el visto bueno a la propuesta del Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, para "intensificar el intercambio de información y aumentar la presencia con medios navales adicionales" en coordinación con la misión lanzada por Washington que secundan ya una veintena de países, España bloqueó al día siguiente la formalización de este paso en el Consejo "repentinamente" y "sin dar ninguna razón". 

El 'no' fue "duro y político" después de que los diplomáticos españoles pidieran consultar los cambios en la operación 'Atalanta' con Madrid, indican las fuentes, que apuntan que detrás del giro del Gobierno estaría que a las fuerzas parlamentarias en el Congreso de los Diputados "no les hizo ninguna gracia" el anuncio de Estados Unidos de que España participaría en la misión. 

La misión estadounidense busca garantizar la seguridad de navegacion en el mar Rojo frente a los ataques de los rebeldes yemeníes huties contra buques cargeros en la zona. Hasta el momento, más de 20 países se han comprometido a participar en la operación tras la llamada de Washington a que pidió "una respuesta internacional" para abordar la cuestión "de forma colectiva". 

En todo caso, en Bruselas recalcan que la misión militar europea no cambia y seguirá dirigida por la UE con un mandato extendido para poder realizar labores de coordinación con la operación naval que ponga en marcha Estados Unidos para frenar los ataques huties. "Atalanta no formaría parte de la operación estadounidense. Pero, naturalmente, ambas misiones perseguirían un objetivo similar, que es algo que beneficiaría a todos", han resumido las fuentes.
España bloqueó la contribución de la misión Atalanta a la operación de EEUU en el mar Rojo contra los Hutíes