Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

Estados Unidos derribó un dron proveniente de Yemen sobre el mar Rojo, confirmaron este miércoles a la agencia Reuters dos oficiales de la Marina estadounidense. Se trata de la segunda vez que las Fuerzas Armadas de Washington interceptan y eliminan un proyectil cerca de sus naves, desde el inicio del conflicto entre Israel y Hamas, hace más de un mes.

Según confirmaron los militares, que pidieron conservar su anonimato por cuestiones de seguridad, fue el USS Thomas Hudner, un destructor de clase Arleigh Burke, el que destruyó el avión no tripulado a primera hora de la mañana, aunque evitaron precisar si el dron contenía algún tipo de munición o a qué distancia volaba antes de ser derribado.

Estados Unidos encendió las alarmas el pasado 7 de octubre tras la ofensiva lanzada por Hamas, un grupo que cuenta con el respaldo del régimen de Irán, uno de sus principales enemigos en la región.

Desde entonces, Washington lleva enviados dos portaaviones, sus buques de apoyo y miles de soldados, a la par de que aumentó sus esfuerzos por evitar una confrontación directa con Teherán, así como una expansión regional que pueda empeorar la situación y generar más destrucción y pérdidas de vidas inocentes.

No obstante sus intentos, otras milicias terroristas de la Resistencia Islámica -como los hutíes, Hezbollah y la Yihad Islámica- se sumaron a las ofensivas y lanzan misiles contra sus bases, naves y sobre Israel casi a diario.

En el caso de los rebeldes en Yemen, éstos declararon abiertamente su apoyo a los palestinos en este “genocidio” e, inclusive, amenazaron la víspera con atacar buques en este Mar.

“Planeamos operaciones adicionales para golpear objetivos sionistas en Palestina o en otros lugares y no dudaremos en hacerlo en el mar Rojo, particularmente en Bab al Mandab y sus aguas adyacentes a las territoriales yemeníes”, declaró este martes el líder hutí, Abdelmalek al Huti y remató: “No dudaremos en atacarlos, nuestros ojos están abiertos, en constante vigilancia”.

En este contexto de hostilidades en aumento en Oriente Próximo, el Pentágono confirmó que, durante el último mes, sus bases y tropas en Irak y Siria fueron atacadas al menos 55 veces, dejando a 59 efectivos heridos mientras que, también en octubre, otro buque de guerra interceptó cuatro misiles de crucero y 15 drones.

Como respuesta a estas acciones, Estados Unidos lanzó tres series de ataques aéreos contra milicias vinculadas a Irán en Siria y múltiples ofensivas sobre Yemen, aunque los hutíes lograron derribar un dron MQ-9 la semana pasada.

Por otro lado, el Pentágono ordenó mayores patrullas, restricción de acceso a instalaciones militares y un aumento de operaciones de vigilancia y recopilación de inteligencia, para poder adelantarse a ataques futuros.
EEUU derribó sobre el Mar Rojo un dron proveniente de Yemen que se dirigía hacia uno de sus destructores