Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

La administración Biden enviará por primera vez a Ucrania las polémicas municiones perforantes que contienen uranio empobrecido, según un documento visto por Reuters y confirmado por separado por dos funcionarios estadounidenses.

Las municiones, que podrían ayudar a destruir los tanques rusos, forman parte de un nuevo paquete de ayuda militar a Ucrania que se dará a conocer la próxima semana. Las municiones pueden ser disparadas desde tanques Abrams estadounidenses que, según una persona familiarizada con el asunto, se espera que sean entregados a Ucrania en las próximas semanas.

Uno de los funcionarios dijo que el próximo paquete de ayuda tendrá un valor de entre 240 y 375 millones de dólares, dependiendo de lo que se incluya.

El valor y el contenido del paquete aún se están ultimando, dijeron los funcionarios. La Casa Blanca no respondió inmediatamente a una petición de comentarios.

Aunque Gran Bretaña envió municiones de uranio empobrecido a Ucrania a principios de este año, éste sería el primer envío estadounidense de municiones de este tipo y probablemente suscitará controversia. Se produce después de que la administración Biden decidiera suministrar municiones de racimo a Ucrania, a pesar de la preocupación por el peligro que estas armas suponen para la población civil.

El uso de municiones de uranio empobrecido ha sido objeto de encarnizados debates, en los que opositores como la Coalición Internacional para la Prohibición de las Armas de Uranio afirman que la ingestión o inhalación de polvo de uranio empobrecido entraña peligrosos riesgos para la salud, como cáncer y defectos congénitos.

El uranio empobrecido, un subproducto del enriquecimiento del uranio, se utiliza para municiones porque su extrema densidad permite que los proyectiles penetren fácilmente el blindaje y se autoinflamen en una nube abrasadora de polvo y metal.

Aunque el uranio empobrecido es radiactivo, lo es mucho menos que el uranio natural, aunque las partículas pueden permanecer durante un tiempo considerable.

Estados Unidos utilizó municiones de uranio empobrecido en cantidades masivas en las guerras del Golfo de 1990 y 2003 y en los bombardeos de la OTAN contra la antigua Yugoslavia en 1999.

El Organismo Internacional de Energía Atómica, organismo de control nuclear de la ONU, afirma que los estudios realizados en la antigua Yugoslavia, Kuwait, Iraq y Líbano «indicaron que la existencia de residuos de uranio empobrecido dispersos en el medio ambiente no supone un peligro radiológico para la población de las regiones afectadas».

Aún así, el material radiactivo podría añadirse al enorme reto de limpieza posbélica de Ucrania. Algunas zonas del país ya están sembradas de artefactos explosivos sin detonar procedentes de bombas de racimo y otras municiones, así como de cientos de miles de minas antipersona.

A mediados de junio, el Wall Street Journal informó que Estados Unidos estaba considerando la posibilidad de enviar munición de uranio empobrecido a Ucrania.

Los últimos paquetes de ayuda armamentística para Ucrania han incluido artillería, misiles de defensa antiaérea y vehículos terrestres, mientras la contraofensiva ucraniana se recrudece. Reuters no pudo determinar qué más contenía el paquete además de los cartuchos de uranio empobrecido.

La autorización para financiar el paquete de ayuda procede de la Presidential Drawdown Authority, que autoriza al presidente a transferir artículos y servicios de las existencias estadounidenses sin aprobación del Congreso durante una emergencia. El material procederá del exceso de existencias de EE.UU.

La ayuda de seguridad a Ucrania desde la invasión rusa a gran escala en febrero de 2022 ha superado los 43.000 millones de dólares.
Estados Unidos enviará municiones de uranio empobrecido a Ucrania