Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

La Fuerza Aérea de EEUU ha anunciado el comienzo de las pruebas en tierra de los sistemas del B-21 Raider, un paso esencial para el primer vuelo de este bombardero con capacidad nuclear que tendrá lugar en algún momento de este mismo año. 

Hasta ahora, tanto la USAF como el fabricante, Northrop Grumman, habían compartido un puñado de fotos de la vista frontal del avión y de su cabina. Las nuevas imágenes publicadas recientemente se centran en el lateral del nuevo bombardero, lo que permite apreciar detalles importantes de un diseño que se ha mantenido en escrupuloso secreto hasta hace poco.

Según los datos disponibles por ahora, el B-21 Raider no sólo tendrá las últimas tecnologías en aviónica y sistemas de armas, sino que su diseño le permitirá evadir la detección por radar, sensores infrarrojos y otros sistemas de alerta temprana enemigos. Algo que, en teoría, le permitirá penetrar en el espacio aéreo de sus adversarios y llevar a cabo misiones sin ser detectado.

El B-21 podrá alcanzar largas distancias y operar en cualquier parte del mundo realizando ataques y misiones de vigilancia sin necesidad de partir de bases cercanas al objetivo que le pongan en peligro. También puede transportar diversas armas convencionales, así como llevar a cabo misiones de guerra electrónica y reconocimiento. Además, el esperado bombardero tiene capacidad nuclear, lo que le convierte en una de las amenazas sobre las que se sustenta el programa de disuasión estadounidense.
Unas imágenes que revelan su funcionamiento

En las imágenes que habíamos visto hasta ahora se puede ver el frontal de la nave, más fino que el anterior B-2 Spirit, con entradas de aire para motores mucho más pequeñas que casi no sobresalen del perfil del ala. Las nuevas fotos muestran otros ángulos que han permitido a los analistas diseccionar su diseño e intentar obtener pistas sobre sus características.

El medio especializado The War Zone ha analizado las fotos y asegura que el B-21 está equipado con una gran sonda de datos que permitirá la recopilación de información aérea durante el vuelo y las posteriores misiones de pruebas de dinámica de vuelo. El bombardero también dispone de sensores de datos aéreos visibles en su fuselaje inferior y superior, que, según explican, son esenciales para mantener un vuelo estable. Además, cuenta The War Zone, las ventanas de la cabina son pequeñas y están inclinadas y sus paneles de la escotilla de eyección están situados muy atrás, lo que sugiere que que sus pilotos tendrán una visibilidad reducida.

Las Fuerzas Aéreas de EEUU quieren hacerse con al menos 100 unidades de este bombardero que tiene prevista su entrada en servicio en 2027. El B-21 estará operativo junto con el B-1B Lancer, el B-2 Spirit y el B-52J Stratofortress, a los que sustituirá en algún momento de la década de 2050.

El Pentágono espera ansiosamente la llegada de este bombardero que les permitirá romper las nuevas y teóricamente peligrosas defensas antiaéreas chinas que, según medios especializados del país asiático, utiliza artillería de precisión y misiles balísticos de muy largo alcance, terrestres, aéreos y marítimos, que pueden llegar a objetivos enemigos hasta una distancia de 1.600 kilómetros. 

La enorme autonomía del B-21 permite que el bombardero pueda recorrer hasta 8.000 con un solo repostaje y que establezca su base de operaciones lejos del alcance de sus adversarios. "Tenemos esperanzas de realizar el primer vuelo este año", sostuvo Frank Kendall, Secretario de las Fuerzas Aéreas, en declaraciones a los medios durante la conferencia de las Fuerzas Aéreas y Espaciales. "Estamos pasando por una serie de cosas para prepararnos para el primer vuelo. Siempre hay riesgos... Algo puede sorprenderte”.
El B-21 Raider, el bombardero nuclear más avanzado y letal de la historia se prepara para despegar
El B-21 Raider, el bombardero nuclear más avanzado y letal de la historia se prepara para despegar