Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

rabia Saudí lleva años intentado implementar un programa nuclear civil, pero las reticencias de Estados Unidos frenan los deseos del Príncipe heredero saudí, Mohammed bin Salman. Pero, este proyecto podría estar cada vez más acerca, según declaró el propio bin Salman durante una entrevista concedida a la cadena de televisión estadounidense Fox News.

El Príncipe saudí afirmó que no permitirá que Irán sea la única potencia nuclear confirmada en Oriente Medio. "Si ellos consiguen una, nosotros tenemos que conseguir una", aseguró cuando se le preguntó cómo reaccionaría Riad si se confirmara que la República Islámica es una potencia nuclear, amenazando con lo que podría convertirse en una nueva carrera armamentística nuclear.

Las autoridades saudíes llevan tiempo advirtiendo de que un Irán con armas nucleares pondría en peligro la seguridad de la región. Teherán ha negado estar buscando una bomba nuclear, pero sus enemigos afirman que un programa nuclear civil es una cortina de humo para encubrir los esfuerzos por producir un dispositivo nuclear viable.

El Príncipe afirmó que un Irán con armas nucleares sería "una mala jugada", y añadió: "Si lo utiliza, tendrá una gran pelea con el resto del mundo". A pesar de que ambos países, rivales históricos, consiguieron llegar a un acuerdo para normalizar relaciones, la desconfianza sigue marcando la dinámica entre la República Islámica y Arabia Saudí. Más ahora que parece que la monarquía del Golfo se estaría también acercando a Israel. Otra potencia nuclear, no declarada.

Riad y el país hebreo han mantenido relaciones cada vez más cordiales en los últimos años, lo que sugiere que pronto podrían establecerse por primera vez lazos diplomáticos formales. «Cada día estamos más cerca», confirmó el propio Príncipe saudí durante su entrevista con Fox News.

La Administración Biden sigue esforzándose por establecer lazos históricos entre las dos potencias regionales. Las conversaciones de normalización son la pieza central de unas complejas negociaciones que también incluyen conversaciones sobre las garantías de seguridad estadounidenses y la ayuda nuclear civil que Riad ha solicitado, así como posibles concesiones israelíes a los palestinos.

Sin embargo, la cuestión palestina supone uno de los principales problemas para restablecer relaciones. "Para nosotros, la cuestión palestina es muy importante», declaró el Príncipe heredero. «Tenemos que resolver esa parte".

Públicamente, los funcionarios estadounidenses insisten en que un gran avance entre sus dos aliados regionales más importantes está lejos, pero en privado pregonan los beneficios de una reconciliación, incluyendo la creación de un baluarte contra Irán y contrarrestar las incursiones de China en el Golfo.

Biden se reunió el miércoles en Nueva York con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, durante la Asamblea General de las Naciones Unidas. Ambos se comprometieron a trabajar juntos en pro de la normalización israelo-saudí. Netanyahu afirmó que era posible un acuerdo de paz "histórico" con Arabia Saudí.
Arabia Saudí advierte de que si Irán consigue armas nucleares ellos fabricarán las suyas
Arabia Saudí advierte de que si Irán consigue armas nucleares ellos fabricarán las suyas