Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

En el marco del tan esperado cese al fuego bilateral entre el Gobierno colombiano y el grupo terrorista Ejército de Liberación Nacional (ELN), que comenzó el 3 de agosto, surgen preocupaciones sobre la efectividad del acuerdo debido a la falta de compromiso claro por parte de esta organización terrorista para detener sus prácticas delictivas, incluidos secuestros y extorsiones.

El jefe negociador del ELN, conocido como 'Pablo Beltrán', en una entrevista con Blu Radio, no ofreció garantías sobre la suspensión de estas acciones durante los 180 días que durará el cese al fuego. De manera ambigua, mencionó que la discusión sobre estos temas se encuentra en curso y se refiere a lo que ellos llaman "operaciones de finanzas".

“Eso lo estamos estudiando porque entra dentro de lo que llamamos operaciones de finanzas que seguimos discutiendo en la mesa”, dijo el cabecilla del ELN.

Aureliano Carbonell, integrante del equipo negociador del ELN, tampoco proporcionó un compromiso concreto de cese a secuestros y extorsiones, argumentando que estos temas están siendo trabajados sin ofrecer detalles sobre su cese.

“Ustedes también se ensañan con eso. Estamos resolviendo el problema financiero y usted lo ha visto por las noticias, con la comunidad internacional se está trabajando ese tema, y esperamos que se resuelva. Queremos que ustedes también ayuden a crear un ambiente, no de cizaña, sino un buen ambiente”, respondió ‘Aureliano’ a la prensa.

Esta falta de claridad por parte del ELN ha generado incertidumbre y preocupación en la sociedad colombiana. Las prácticas terroristas del ELN han causado innumerables víctimas inocentes y han generado un clima de inseguridad en diversas regiones del país.

Otty Patiño, jefe negociador del Gobierno en esta mesa de diálogos, manifestó en el marco del inicio del cese al fuego que, aunque “la paz es generosa, no podemos estar financiando la guerra”.

Además, dijo que el ELN debe garantizar el cumplimiento del Derecho Internacional Humanitario, por lo que, si se presentan casos de extorsión o toma de rehenes, se deberá reportar y la Fuerza Pública y las autoridades judiciales tendrán todo el permiso para operar.

"La paz no puede ser el reino de la impunidad y los acuerdos no pueden impedir que funcione el Estado social de derecho" agregó.

Teniendo en cuenta estas declaraciones, el mencionado cese al fuego significará que las Fuerzas Militares no podrán adelantar operaciones ofensivas contra las estructuras guerrilleras, pero ellos sí podrán delinquir tranquilamente en las diferentes regiones del país.

En un evento sobre seguridad que lideró este martes primero de agosto desde Arauca, el presidente Gustavo Petro fue enfático en asegurar que la evaluación de los acuerdos con el Ejército de Liberación Nacional estará en manos de la sociedad.
El grupo terrorista ELN seguirá secuestrando y extorsionando en medio del cese al fuego firmado con Gobierno Petro