Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

En el marco del Plan Ayacucho, el Ejército Nacional realizó tres contundentes operaciones militares en contra del narcotráfico de manera conjunta con la Fuerza Aérea Colombiana e interinstitucional con el CTI de la Fiscalía General de la Nación, donde se ubicaron y destruyeron dos laboratorios y un depósito ilegal, lo que debilita las economías ilícitas de los grupos armados organizados, la delincuencia organizada transnacional y los grupos delincuenciales organizados.

La primera operación se desarrolló en la vereda El Palacio, municipio de Samaniego, departamento de Nariño; en el lugar se logró ubicar un laboratorio con aproximadamente 4000 kilogramos de clorhidrato de cocaína, además de insumos líquidos y sólidos, pertenecientes al grupo armado organizado residual (GAO-r) Estructura Franco Benavides. 

Una segunda operación se desarrolló en la vereda Filo la Virgen, municipio de El Tarra, Norte de Santander, donde se ubicó un laboratorio con aproximadamente 800 kilogramos de clorhidrato de cocaína, así como elementos para la producción de la sustancia ilegal, presuntamente pertenecería a un grupo delictivo organizado al servicio del narcotráfico, con nexos con el GAO-r E-33.

Finalmente, las tropas desplegadas en la vereda La Floresta, municipio de San Miguel, departamento de Putumayo, lograron la ubicación de un depósito ilegal con aproximadamente 394 kilogramos de clorhidrato de cocaína que pertenecerían al GAO-r E-48. 

Todo este material fue puesto a disposición de las autoridades competentes para su destrucción controlada; de esta manera se logra la afectación a las finanzas ilegales de estos grupos en aproximadamente 26.000 millones de pesos.

El Ejército Nacional continúa cumpliendo la misión constitucional, afectando las economías ilícitas, fortaleciendo la seguridad del territorio, el bienestar y la preservación de la vida, dando muestra de las capacidades de las unidades en atacar de manera directa los factores de inestabilidad que pretenden afectar la tranquilidad del pueblo colombiano.
Más de cinco toneladas de clorhidrato de cocaína fueron incautadas en tres departamentos del Colombia