Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

La OTAN comienza este lunes sus mayores maniobras militares aéreas, coordinadas por Alemania, para fortalecer la unidad de sus miembros frente a potenciales amenazas. 

Las maniobras de la OTAN son el mayor ejercicio militar aéreo de la historia de la alianza. Son coordinadas por Alemania y están destinados a mostrar la unidad de sus miembros frente a las amenazas potenciales, en particular, de Rusia.

El ejercicio "Air Defender 23" se extenderá hasta el 23 de junio e incluirá a 250 aviones militares de 25 países de la OTAN y aliados como Japón y Suecia, éste último candidato a integrar la alianza.

Unas 10.000 personas participarán en las maniobras, que apuntan a fortalecer la interoperabilidad y la preparación para protegerse contra drones y misiles de crucero en caso de un ataque a ciudades, aeropuertos o puertos marítimos dentro del territorio de la OTAN.

El ejercicio "Air Defender" fue concebido en 2018 como parte de la respuesta a la anexión rusa de Crimea en 2014, pero "no está dirigida contra nadie", dijo la semana pasada el teniente general Ingo Gerhartz, de la Luftwaffe alemana.

El ejercicio no "enviará vuelos, por ejemplo, en dirección a Kaliningrado", el enclave ruso fronterizo con Polonia y Lituania, ambos países miembros. "Somos una alianza defensiva y así es como se planeó este ejercicio", destacó.

La embajadora estadounidense en Alemania, Amy Gutmann, dijo que el simulacro demostrará "sin sombra de duda, la agilidad y rapidez de nuestra fuerza aliada", y que debe enviar un mensaje a otros países, como Rusia.

"Me sorprendería si un líder mundial no toma nota de lo que esto demuestra en términos del espíritu de esta alianza, la fuerza de esta alianza, y eso incluye al señor Putin", declaró a periodistas en referencia al presidente ruso, Vladimir Putin. "Al sincronizarnos, multiplicamos nuestra fuerza", señaló.

La guerra rusa en Ucrania galvanizó la alianza militar occidental creada hace casi 75 años como un frente contra la Unión Soviética. Finlandia y Suecia, tradicionalmente neutrales para evitar conflictos con Moscú, pidieron el ingreso a la OTAN tras la invasión rusa de febrero de 2022.

El artículo 5 de la OTAN estipula que un ataque contra un miembro de la alianza es considerado un ataque contra todos sus integrantes. El ejercicio incluirá entrenamientos a nivel operacional y táctico, principalmente en Alemania, así como en República Checa, Estonia y Letonia.

En el ejercicio participan los siguientes países: Alemania, Bélgica, Bulgaria, Croacia, Dinamarca, Eslovenia, España, Estados Unidos, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Italia, Japón, Letonia, Lituania, Noruega, Países Bajos, Polonia, Reino Unido, República Checa, Rumanía, Suecia y Turquía. Las aeronaves de los países asociados estarán estacionadas en varios lugares de Alemania durante el ejercicio.

Los ejercicios se desarrollarán principalmente en tres espacios aéreos sobre Alemania: Schleswig/Hohn, Wunstorf y Lechfeld. Las zonas de ejercicio se basan en áreas que han sido utilizadas por la Fuerza Aérea para el entrenamiento rutinario durante décadas. Sin embargo, se han ampliado para Air Defender 23 y están parcialmente conectadas por corredores.
La OTAN inició en Alemania los ejercicios aéreos "Air Defender 23", los más grandes de su historia