Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

Ryanair pidió 300 aviones al fabricante estadounidense Boeing en lo que supone el mayor encargo de la historia de la aerolínea de bajo coste, "y el mayor pedido jamás realizado por una compañía irlandesa de productos fabricados en Estados Unidos", según ha anunciado este martes el consejero delegado del Grupo Ryanair, Michael O'Leary, que ha adelantado que, dada la dimensión de la compra, tendrá que ser aprobada en la próxima junta general de accionistas de Ryanair del 14 de septiembre. El montante total de la operación alcanza los 36.500 millones de euros (40.000 millones de dólares).

La empresa ha detallado que las aeronaves serán del modelo B737 Max 10, de bajo consumo de combustible con cabinas configuradas para 228 asientos con el fin de aumentar la capacidad en un 21% respecto a los B737NG que maneja actualmente la compañía. 

La aerolínea recibirá los aviones de manera escalonada entre 2027 y 2033 y tras su llegada esperan alcanzar los 300 millones de pasajeros anuales, desde los 168 millones actuales, es decir, un 80% más.

La compañía espera que el 50% de estas entregas sustituyan a los antiguos B737NG con el objetivo de rejuvenecer la flota y ser más eficientes en consumo de combustible y sostenibles desde el punto de vista medioambiental. Con este pedido también se espera crear 10.000 puestos de trabajo "bien remunerados" para pilotos, tripulantes de cabina e ingenieros.

La empresa prevé un importante aumento de ingresos con la nueva flota, ya que con las plazas adicionales "ampliarán aún más la ventaja de costes unitarios de Ryanair sobre todas las aerolíneas competidoras de la UE". Pretenden hacerlo ofreciendo un "crecimiento sostenido del tráfico y el turismo con tarifas más bajas" (y menos emisiones por vuelo) en todos los países europeos en los que Ryanair sigue liderando la recuperación del tráfico, el turismo y el empleo tras la crisis de Covid.

La compañía ha explicado que dada la solidez del balance del grupo, su calificación crediticia y el intervalo de aproximadamente dos años entre la última entrega de aviones 737-8200 Gamechanger en el ejercicio del año fiscal de 2025 y la primera entrega del MAX-10 en el ejercicio del año fiscal de 2027 esta megainversión se financiará sustancialmente con flujos de caja internos, aunque seguirá siendo oportunista en su estrategia de financiación de la flota.

La noticia ha sido celebrada por el consejero delegado de Ryanair, que ha destacado que los nuevos aviones consumen un 20% menos de combustible y son un 50% más silenciosos que nuestros B737-NG. "Este pedido, junto con nuestras entregas restantes de Gamechangers, creará 10.000 nuevos puestos de trabajo para profesionales de la aviación altamente remunerados durante la próxima década, y estos puestos de trabajo se ubicarán en todas las principales economías de Europa donde Ryanair es actualmente la aerolínea número 1 o número 2".

Por su parte, el presidente y consejero delegado de Boeing, Dave Calhoun, destacó las buenas sinergias entre Boeing y Ryanair "es una de las asociaciones más productivas en la historia de la aviación comercial, permitiendo a ambas compañías triunfar y ampliar los viajes asequibles a cientos de millones de personas. Casi un cuarto de siglo después de que nuestras compañías firmaran nuestra primera compra directa de aviones, este acuerdo histórico reforzará aún más nuestra asociación. Nos comprometemos a cumplir con Ryanair y a ayudar al mayor grupo aéreo europeo a alcanzar sus objetivos ofreciendo a sus clientes las tarifas más bajas de Europa", ha anotado Calhoun.
Ryanair anuncia la mayor compra de aviones de su historia: 300 Boeing 737-MAX-10 por 40.000 millones de dólares