Full width home advertisement

Destacado

Industria

Colombia

Latinoamérica

Mundo

Post Page Advertisement [Top]

En medio del conflicto con Rusia, el viceministro de Asuntos Exteriores ruso, Alexander Grushko, ha advertido a los países occidentales sobre las consecuencias colosales que podrían enfrentar si deciden suministrar estos aviones a Ucrania.

El Gobierno ruso ha advertido este sábado de que el posible envío de aviones de combate F-16 a Ucrania supondría "riesgos colosales" para Estados Unidos y sus aliados en el marco de una escalada del conflicto armado. 

"Vemos que los países occidentales siguen en la línea de la escalada. Implica riesgos colosales para ellos mismos", ha afirmado el viceministro de Asuntos Exteriores ruso, Alexander Grushko, en declaraciones recogidas por la agencia de noticias ruas TASS. 

"En cualquier caso, se tendrá esto en cuenta en todos nuestros planes y tenemos todos los medios necesarios para cumplir los objetivos que nos hemos fijado", ha añadido en declaraciones durante la celebración de la XXXI Asamblea del Consejo de Política Exterior y de Defensa ruso.

Esta acción podría intensificar aún más la tensión entre ambos países y aumentar las posibilidades de un conflicto armado de gran envergadura.

Esta reacción se produce luego que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha respaldado la formación de pilotos ucranianos en cazas F-16 como un paso previo al eventual suministro de estos aviones a Ucrania.

Esta decisión forma parte de un cambio en la política de armamento de la administración Biden, que busca proporcionar a Ucrania armamento más avanzado y letal para su defensa. Biden ha enfatizado que el objetivo de enviar armas a Ucrania es permitir su capacidad de defensa y desalentar los ataques de Rusia.

Desde el inicio de la invasión rusa en febrero de 2022, Ucrania ha solicitado aviones occidentales argumentando que estas sofisticadas aeronaves les proporcionarían una ventaja significativa en el conflicto.

Los aviones de combate F-16 son altamente avanzados y podrían permitir a Ucrania atacar a las fuerzas rusas con mayor eficacia. Los líderes ucranianos han afirmado que los aviones F-16 son superiores a su actual flota de aviones de guerra de la era soviética.

La modernización de su flota de combate se considera vital para mejorar la capacidad defensiva de Ucrania y equilibrar el poderío militar en la región.

Las decisiones con respecto al momento, la cantidad y quién proporcionará los cazas F-16 de cuarta generación se tomarán en los próximos meses, mientras se lleva a cabo el entrenamiento de pilotos ucranianos.

Estas decisiones tendrán un impacto significativo en el desarrollo del conflicto y la respuesta de Rusia y los países occidentales.
Rusia advierte de que la entrega de cazas F-16 a Ucrania conllevaría "riesgos colosales" para Occidente