Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

Saab ha suministrado a la Armada Española un sistema completo Seaeye Leopard avaluado en varios millones de libras esterlinas para submarinos de salvamento, rescate e intervención subacuática.

La Agencia de Apoyo y Adquisiciones de la OTAN (NSPA) adquirió el sistema de vehículo robótico eléctrico operado por el control remoto Seaeye Leopard para que la Armada Española cumpliera con las responsabilidades de la Oficina Internacional de Enlace para el Escape y Rescate de Submarinos y proporcionara apoyo en inmersión.

Se trata de la primera codificación de la OTAN para un vehículo operado por control remoto que cumple sus normas. El Leopard también cumple todas las normas ISO/IEE 15288 de la Armada Española para vehículos teledirigidos, junto con sus normas para la cabina de control.

Asimismo, el Leopard puede localizar y vigilar un submarino en apuros utilizando su conjunto de sistemas de sonar y cámaras, para proporcionar tanto imágenes de vídeo en color con zoom como en blanco y negro, con poca luz, para los planificadores de rescates. 

En situaciones de rescate urgentes, el Leopard puede trabajar sin descanso las 24 horas del día, durante días enteros y en condiciones difíciles.

Para ayudar a mantener con vida a la tripulación, el Seaeye Leopard puede transportar e insertar en el submarino cápsulas con material de soporte vital de emergencia, así como conectar mangueras de ventilación. Para la limpieza de escombros, el Leopard cuenta con potentes manipuladores de trabajo, junto con un cortador de disco giratorio de seis pulgadas y un cortador de yunque de 38 mm.

El paquete completo incluye un sistema de gestión de anclajes que actúa como garaje submarino para el Leopard y desde el que se despliega cuando alcanza la profundidad operativa. Se optó por el Leopard frente a su alternativa hidráulica, ya que es un 50% más eficiente, un 30% más compacto y un 50% más ligero que un vehículo hidráulico equivalente.

Los cables umbilicales y los sistemas de manipulación también son significativamente más pequeños y ligeros, lo que reduce los requisitos de carga en cubierta, la huella en cubierta, las necesidades de embarcaciones y las necesidades de transporte.

El Seaeye Leopard, el más potente de su tamaño en el mundo, tiene 11 propulsores y con su control inteligente iCON™ es más maniobrable que un vehículo hidráulico en corrientes fuertes y al ser acústicamente más silencioso, puede producir datos de sonar más precisos.

La adquisición incluye un completo sistema de simulador para la formación de pilotos que simula el funcionamiento del Leopard durante una misión de rescate.

Según la información facilitada por la Armada Española a través de NSPA, el Leopard también contribuirá enormemente a la capacidad de intervención subacuática de la Armada Española, especialmente en las áreas de operaciones de salvamento, búsqueda y reconocimiento subacuático, así como actividades de apoyo al buceo.

En el proceso de adquisición ha colaborado el distribuidor de Saab Seaeye en España, Marine Vision, que también prestará apoyo continuo.
La Armada española recibió su nuevo robot submarino Leopard de Saab Seaeye, destinado a rescate submarino