Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

El Gobierno argentino anunció una ampliación del Presupuesto Nacional de 2022 para concretar la compra de un nuevo avión presidencial por más de 20 millones de dólares, según se publicó este viernes en el Boletín Oficial.

Por medio de una decisión administrativa firmada por el ministro de Economía, Sergio Massa, y el jefe del Gabinete de Ministros, Juan Luis Manzur, el Gobierno establece una modificación en el Presupuesto General vigente para este año con el fin de hacer efectiva la compra de la aeronave.

Ya en diciembre de 2021, en otra resolución oficial, se anunció el gasto, por un importe de 25 millones de dólares, que conllevaba el Acuerdo de Servicios de Gestión rubricado, para adquirir el avión, entre la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) y la Secretaría General de la Presidencia argentina.

El Boletín Oficial señaló este viernes que ese acuerdo comprende el mantenimiento de la flota aérea presidencial, capacitaciones y otras acciones en las que el órgano técnico aeronáutico a nivel internacional pueda contribuir para aplicar los "más altos estándares internacionales en materia de aviación".

Según explicó el diario Clarín, el avión que se comprará es un Boeing 757-256 identificado con la matrícula N7575AG, con capacidad para 39 pasajeros con dormitorios y sala de reuniones, por el que el Gobierno deberá desembolsar alrededor de 22 millones de dólares además de la entrega del Tango 01, adquirido en 1992 por el entonces presidente Carlos Menem (1989-1999) y que está parado desde 2016, con un alto mantenimiento anual.

Cuando se termine de concretar la compra, la nueva aeronave se sumaría a la flota de aviones que aún siguen operativos y que Presidencia usa para vuelos cortos.

Si bien la crisis económica que arrastra el país demoró la decisión de comprar el avión, la prensa local indica que en las últimas semanas se apuraron los trámites en el proceso de compra iniciado en la OACI.

"El presidente de la Nación no viaja en vuelos comerciales porque no lo permite la seguridad de los presidentes ni la seguridad internacional", señaló la semana pasada la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, al defender la compra.

Según añadió, "es un despropósito pensar que un presidente puede viajar en vuelos comerciales, porque cuando se traslada se traslada con seguridad, ceremonial y un equipo de funcionamiento que no lo requiere solamente el país del que sos parte, sino también aquellos países a los cuales está llegando", aseveró. "No se puede viajar al G20, él con su valijita y su computadora nada más", ironizó.

El Gobierno hizo el pliego de licitación el 13 de abril de este 2022. Se presentaron solo tres oferentes y uno solo, el de C&L Aviation Group, cumplía con todos los requisitos.

Según el informe que encargó el Poder Ejecutivo y que recibió respuesta el 21 de noviembre “la aeronave en oferta analizada por la OACI, supera las especificaciones en materia de equipamiento. Por lo que ha informado este organismo internacional, la aeronave ofrecida nació como avión de pasajeros en el año 2000, se modificó a configuración VIP en el año 2004 y tuvo una remodelación en el año 2012″.

Puntualmente la OACI estableció en un análisis comparativo las ventajas del avión a adquirir, debido a que presentaba un año de fabricación reciente, (2000), el modelo; los motores, con una mejoría técnica y de año de fabricación; los winglets (aletas que se sitúan en la punta del ala y reducen la resistencia de movimiento) que el modelo ofertado posee, lo que impacta en una mejora en el consumo de combustible; que tiene un sistema multimedia digital, de última generación; un sistema de navegación más moderno; un Galley (espacio de trabajo de la tripulación) también más moderno y con beneficios como sistema de compactación de basura, hornos eléctricos a vapor de alta velocidad, freezer, microondas; un sistema de evacuación de baños más eficiente y un sistema de iluminación y de humidificación de cabina más modernos.

Si bien en un principio se había evaluado la posibilidad de una reparación del Tango 01 luego se la desestimó. La OACI terminó desaconsejándola por las dificultades para conseguir las piezas y por el tiempo que lleva parado. De esa manera se pasó a la opción de un “exchange”, que significa cambiar el avión por uno similar, de la misma marca y modelo. 

Argentina pagará un poco más de 25 millones de dólares por la adquisición. Tres millones se descontarán por la entrega del Tango 01 -que cuando fue adquirido durante el mandato de Carlos Menem costó alrededor de 66 millones de la moneda estadounidense- y el resto se financiará, en parte, con un préstamo que se está gestionando ante la CAF-Banco de Desarrollo de América Latina. El avión estaría disponible en enero de 2023.
Argentina adquiere un nuevo avión presidencial Boeing 757 por 25 millones de dólares
Webinfomil.com
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!