Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

Los sistemas de cohetes guiados de lanzamiento múltiple del ejército estadounidense, o GMLRS, han resultado vitales para ayudar al Ejército Ucraniano a hacer retroceder a las fuerzas rusas en los últimos meses. Los cohetes superficie-superficie puede atacar, neutralizar, suprimir y destruir objetivos a más de 70 km de distancia utilizando fuego indirecto de precisión.

Aunque su uso en Ucrania ha sido un éxito, preocupa el agotamiento de las reservas militares de Estados Unidos. Para hacer frente a este problema, el Ejército norteamericano adjudicó entre el 21 de octubre y el 2 de noviembre múltiples opciones de contrato a Lockheed Martin, por valor de más de 520 millones de dólares que le permitirán reponer el inventario de artillería.

“Estas adjudicaciones demuestran el importante impacto que los GMLRS están teniendo en el campo de batalla como una capacidad de combate vital para nuestros socios internacionales”, dijo el Subsecretario de Defensa para Adquisiciones y Sostenimiento, William A. LaPlante. “Son grandes ejemplos de enfoques de contratación que estamos utilizando para acelerar más rápidamente los plazos de adjudicación y, en última instancia, entregar la capacidad”.

La adquisición de estos GMLRS forma parte de la asignación presupuestaria suplementaria destinada a Ucrania. El esfuerzo está dirigido por la Oficina Ejecutiva del Programa de Misiles y Espacio del Ejército, en colaboración con componentes de todo el Departamento de Defensa, dijo el Ejército en un comunicado.

“Esta adjudicación nos permite reponer nuestro propio inventario al tiempo que proporcionamos capacidades críticas a nuestros aliados y socios internacionales”, añadió Douglas R. Bush, subsecretario del Ejército para adquisiciones, logística y tecnología. “Seguimos comprometidos con la obtención de contratos lo más rápido posible para asegurar que nuestros inventarios se repongan rápidamente”.

Lockheed Martin había recibido previamente un contrato de 179 millones de dólares para sustituir los sistemas de cohetes de artillería de alta movilidad, o HIMARS, que también se han enviado a Ucrania. Hasta el mes pasado, el Pentágono ha proporcionado unos 3.400 millones de dólares en contratación relacionada con ayuda militar para Ucrania, informó Defense News.

Además, el gigante de la defensa Lockheed Martin anunció que aumentaría la producción de HIMARS y GMLRS en casi un 60%. Ambas plataformas se han utilizado con gran éxito en Ucrania, ya que cada una permite a las fuerzas de Kiev apuntar a posiciones rusas, lanzar ataques devastadores y reubicarse antes de que las tropas del Kremlin puedan devolver el fuego.

Estados Unidos ha proporcionado 20 HIMARS a Ucrania, y en septiembre, Kiev anunció que intentaría comprar otros 18.

El HIMARS M142 fue desarrollado a principios de la década de 1990 como una iniciativa privada de Lockheed Martin Missiles and Fire Control. Fue presentado públicamente por primera vez a principios de 1993.

La plataforma, que estaba destinada originalmente a ser utilizada por las tropas aerotransportadas del Ejército y los Marines de Estados Unidos, proporciona apoyo de fuego de precisión de cohetes y misiles las 24 horas del día, en cualquier condición meteorológica, para fuerzas conjuntas, fuerzas expedicionarias, fuerzas de contingencia y las brigadas de artillería de campaña que apoyan a los Equipos de Combate de Brigada.

Un atributo clave del HIMARS es que es extremadamente móvil. El lanzador con ruedas transportable por aire C-130 está montado en el chasis de camión XM1140A1 de la Familia de Vehículos Tácticos Medianos de cinco toneladas del ejército estadounidense.

El GMLRS puede emplearse con el HIMARS M142. Los cohetes se utilizaron ampliamente en Irak y siguen proporcionando apoyo de artillería de campaña en operaciones de contingencia en el extranjero. Las municiones GMLRS tienen mayor precisión que los cohetes balísticos, con una mayor probabilidad de muerte y una huella logística reducida. Con todas estas virtudes, es fácil ver por qué Moscú odia de verdad a los HIMARS y los GMLRS.
El Ejército de EEUU repondrá sus inventarios de cohetes GMLRS y sistemas HIMARS tras donaciones a Ucrania
Webinfomil.com
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!