Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

El 20 de octubre se conmemora a nivel internacional el “Día del Controlador de Tránsito Aéreo”, dentro de la Fuerza Aérea Mexicana a esta actividad se le conoce con el nombre de “Servicio de Control Militar de Vuelos”. A partir de la década de los años sesenta fue incorporada como una especialidad necesaria para desarrollar con seguridad y eficiencia de los diferentes vuelos y actividades que desempeñan las aeronaves militares.

La función principal del Servicio de Control Militar de Vuelo es mantener un flujo ordenado del tránsito aéreo desde la entrega del plan de vuelo, la puesta en marcha de la aeronave, el taxeo o rodaje, hasta que la aeronave se encuentra en lo que se conoce como la cabecera de la pista que está en uso y por la que va a despegar, las condiciones meteorológicas o alguna otra indicación relevante. Es muy importante que el Controlador no pierda de vista el tamaño de la aeronave con la que se está en comunicación para poder asignarle un adecuado y seguro orden de despegue o aterrizaje que cumple con un espacio de seguridad.

“Cada año se abre la convocatoria para ingresar al sistema educativo militar, la Escuela Militar de especialistas de Fuerza Aérea ubicada dentro del Colegio del Aire en Zapopan, en el estado de Jalisco , es el plantel de donde egresan los Controladores militares. La carrera tiene una duración de cuatro años", menciono la Teniente de Fuerza Aérea Controlador de Vuelo, Yolotzin Mendoza Muñoz

La formación está compuesta por materias militares, asignaturas y prácticas que van de acuerdo a la especialidad, los controladores cuentan con simuladores de última generación desde el segundo año de formación, en los cuales son preparados en las diferentes posiciones que pueden llegar a ocupar dentro de una Torre de Control.

Con el objetivo de incrementar sus capacidades los jóvenes controladores realizan adiestramiento en conjunto con pilotos aviadores desarrollando talentos, habilidades y técnicas de comunicación bilingüe, que les permitirán resolver futuras situaciones.

Los controladores de vuelo son un equipo de profesionales desempeñando diferentes funciones como son: “Terrestre”, es el encargo de llevar las aeronaves a través de las diferentes calles de rodaje hasta el área asignada para su estacionamiento, despegue o aterrizaje. “Vuelo”, posición encarga de administrar la ubicación, cantidad, altitud y velocidad en la que se encuentran las diferentes aeronaves con una gran capacidad de conciencia situacional. Finalmente un Supervisor que coordina y apoya a todas las actividades antes mencionadas.

El control del espacio aéreo durante la parada aérea del 16 de septiembre (Día de la Independencia), es igual de complejo que el de un Espectáculo Aéreo a pesar de que el primero se desarrolla a varios kilómetros de distancia sobre la Ciudad de México y el segundo solo se lleva a cabo en las inmediaciones de la Base Aérea, esto derivado de la cantidad, tamaño y velocidad de las aeronaves que surcan los cielos.

El Servicio de Control Militar de Vuelos mantiene una estrecha coordinación y colaboración con las autoridades aeronáuticas civiles ya que hay espacios como el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), donde coexisten operaciones de tipo civil, militar, de aviación ejecutiva, helicópteros y vuelos carga, siempre con el objetivo de realizar operaciones seguras y eficaces.

El trabajo del Controlador de Vuelo es una coordinación constante con los pilotos que deben de mantener una comunicación para poder ser localizados, asignándoles un orden de taxeo, despegue, tránsito, aterrizaje y en caso de emergencia otorgarles un grado de prioridad.

Los principales instrumentos de trabajo de un Controlador de vuelo son: Micrófono, diadema de comunicación “Push To Talk”, pantalla de frecuencia, grabadora, tiras de progreso de vuelo, cartas de reporte, áreas exclusivas de trabajo, carta de aproximación visual, carta de visibilidad con los niveles mínimos meteorológicos para operación, principales frecuencias de radiocomunicación, ATIS (condiciones meteorológicas), teléfonos de otras instituciones.

Los Controladores militares son una parte importante del sistema, para la detección de vuelos sospechosos de trafico de sustancias. Alertando a las diferentes unidades en tierra y aire para su posible detención.

Desde el año 2007 la Fuerza Aérea Mexicana cuenta con elementos femeninos entre sus filas desempeñando el papel de Controladoras aéreas, en la actualidad suman 50 elementos y se espera que este número vaya en aumento. Para el 20 de noviembre (Aniversario de la Revolución Mexicana), fecha en que históricamente se entregan los ascensos de grado, se espera contar con las primeras Controladoras que ostenten el grado de “Capitán”.

La torre de control de la BAM Núm.1 “Santa Lucía” tiene una altura de 38 metros, una vista de 360° que permite observar todas las áreas criticas por donde las diferentes aeronaves y vehículos de apoyo circulan. La construcción de la torre incluye sótano, áreas de descanso, comedores, dormitorios, sanitarios, etc.

Actualmente existen 50 elementos femeninos dentro de la Fuerza Aérea Mexicana desempeñándose como Controladores Aéreos

Teniente de Fuerza Aérea Controlador de Vuelo, Yolotzin Mendoza Muñoz

Torre de Control de la Base Aérea Militar Núm. 1 "Santa Lucía"

Webinfomil.com
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!