Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

Gustavo Petro, quien está a dos días de posesionarse como nuevo Presidente de Colombia para el período 2022-2026, habló esta tarde acerca de la prohibición total del porte de armas a civiles en todo el país, planteando lo que sería una profunda modificación a la reglamentación que hoy rige esa materia en todo el territorio nacional.

Petro criticó con dureza el actual sistema de permisos especiales para porte de armas, advirtiendo que “prácticamente no existe una prohibición de porte de armas, pero sí un buen negocio”.

Durante su visita a las instalaciones del Centro de Memoria, Paz y Reconciliación, Petro recordó que una de las primeras medidas que tomó durante su alcaldía en Bogotá fue eliminar los permisos de porte de armas a civiles, lo cual tuvo "beneficios positivos, de acuerdo a los indicadores, en la disminución de homicidios en la ciudad".

“Este es un tema que vale la pena valorar a nivel nacional. Aparentemente exagera esa medida desde el gobierno Santos que la retomó el Distrito, pero hoy por hoy engañosa porque a partir de los permisos especiales, prácticamente no existe una prohibición al porte de armas, pero sí un buen negocio”, afirmó.

También dejó claro: “Significa que no debe haber permisos especiales, lo cual significa que las armas incautadas deben ser destruidas inmediatamente y no revendidas, entre las medidas que se van proponiendo como las que aquí se plasman (informe organizaciones sociales sobre un plan de emergencia para la protección de la vida de líderes sociales)”.

"Yo creo que debemos llegar, en esto de las reformas, a un punto en donde las armas no estén en manos de civiles", sentenció.

Cabe recordar que desde el gobierno de Juan Manuel Santos, el porte de armas en Colombia está prohibido salvo en contadas excepciones. Esta medida que se ha implantado bajo la figura de decreto presidencial ha sido refrendada por el presidente, Iván Duque, durante los cuatro años de su mandato. La normativa actual regirá hasta el 31 de diciembre de 2022.

Por medio del decreto 1873 del 30 de diciembre de 2021 quedaron consignados los motivos de las restricciones y los derechos de las autoridades militares para que puedan expedir los permisos especiales para poder portar armas.

El decreto firmado por el presidente Duque señala en su artículo primero que las autoridades militares, indicadas en el artículo 32 de la ley 2535 de 1993, adoptarán las medidas necesarias para la suspensión general de los permisos para el porte de armas en todo el territorio nacional.

En cuanto a los motivos de la continuación a la restricción al porte de armas, el documento firmado este 31 de diciembre cita un aparte de una sentencia de 1995 de la Corte Constitucional que señala: "El porte de armas promueve la violencia, agrava las consecuencias de los enfrentamientos sociales e introduce un factor de desigualdad en las relaciones entre particulares que no pocas veces es utilizado para fortalecer poderes económicos, políticos o sociales".

Agrega que "los permisos para el porte de armas sólo pueden tener lugar en casos excepcionales. Esto es, cuando se hayan descartado todas las demás posibilidades de defensa legítima que el ordenamiento jurídico contempla para los ciudadanos".

Quienes deseen portar un arma deben pasar por un proceso de evaluación y análisis que, eventualmente, les da la posibilidad de tener un permiso de porte en los términos y condiciones contenidos en el decreto 2362 del 24 de diciembre de 2018.

El ministerio de Defensa Nacional, durante la vigencia presente Decreto, impartirá a las autoridades militares competentes los lineamientos y/o directrices para la expedición de las autorizaciones especiales que requieran los titulares por razones de urgencia o seguridad y de las excepciones que corresponda, teniendo en cuenta entre otros factores, las condiciones particulares de cada solicitud.

Quienes deseen portar un arma deben pasar por un proceso de evaluación y análisis que, eventualmente, les da la posibilidad de tener un permiso de porte. Al estar suspendidos estos permisos, solo quienes obtengan permiso especial podrán portar un arma.

En otras palabras, quienes deseen poseer una pistola argumentando condiciones de seguridad, deben cumplir con un extenso trámite ante el Departamento de Control de Armas y Explosivos (DCCAE), entidad adscrita al Comando General de las Fuerzas Militares y realizar la respectiva solicitud al comandante de brigada de su región.
Gustavo Petro propuso la prohibición total y absoluta del porte de armas para civiles en Colombia.
Webinfomil.com
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!