Full width home advertisement

Destacado

Industria

Colombia

Latinoamérica

Mundo

Post Page Advertisement [Top]

Un avión no tripulado de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana de Venezuela (FANB) violó el espacio aéreo colombiano este sábado 25 de septiembre en el departamento de Arauca, al sobrevolar durante varios minutos el territorio de Colombia. Este hecho se suma a la larga lista de violaciones a la soberanía colombiana que aeronaves del régimen chavista de Nicolás Maduro han ejecutado sistemáticamente durante los últimos años y aumenta, aún más, la tensión que reina entre las dos naciones que comparten más de 2.200 kilómetros de frontera.

La denuncia fue elevada por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia, entidad que denunció y puso en conocimiento de la Comunidad Internacional "la incursión no autorizada de una aeronave venezolana no tripulada, “Orlan 10” de fabricación rusa, que ingresó al sur del curso del Río Arauca, que sirve como límite entre los dos países, en inmediaciones del municipio de Arauquita".

Cabe anotar que los drones rusos Orlan 10, son aeronaves no tripuladas de última tecnología que están equipados con sistemas que le permiten realizar misiones de vigilancia, inteligencia y reconocimiento táctico, los cuales han sido desplegados por el Ejército Bolivariano en los últimos meses en el estado fronterizo de Apure. Según la Cancillería de Colombia "la aeronave no tripulada, que tiene capacidades de inteligencia militar, ingresó hasta 1.2 km dentro de territorio nacional colombiano".

El Ministerio de Relaciones Exteriores, en nombre del Gobierno Nacional, rechazó contundentemente este "nuevo hecho de violación de la soberanía nacional y las reiteradas provocaciones por parte de la dictadura de Nicolás Maduro". El gobierno de Colombia aseguró que seguirá "fiel a su tradición de afecto, hermandad, solidaridad y respeto por Venezuela y por el pueblo venezolano y no caerá en provocaciones, pero seguirá informando a la comunidad internacional sobre estos hechos violatorios del derecho internacional".

Estos drones cuya presencia en los inventarios de las Fuerzas Armadas de Venezuela era desconocida hasta el pasado mes de abril (cuando este portal publicó en exclusiva imágenes de su operación con las FANB), le proporcionan al alto mando venezolano una poderosa herramienta con la cual pueden realizar misiones de espionaje desde el aire; motivo por el cual esta violación a la soberanía colombiana no debería tomarse a la ligera.

De igual manera, la llegada de este moderno equipo a Venezuela ha levantado interrogantes entre los analistas de defensa regionales, quienes se preguntan si el sistema aéreo no tripulado le pertenece y es operado soberanamente por las Fuerzas Armadas de Venezuela, o si por el contrario, es manejado por los asesores militares rusos que se encuentran desde hace varios años en el país bolivariano.

Sobre el Orlan-10

El Orlan-10 es un vehículo aéreo no tripulado (UAV) desarrollado por el Centro de Tecnología Especial (STC) en San Petersburgo para las Fuerzas Armadas de Rusia. Según han reportado medios especializados rusos, el precio de un drone oscila entre 87.000 y 120.000 dólares.

Hasta el día de hoy se han producido más de 1000 unidades del drone Orlan-10, con 11 variaciones diferentes (algunas de ellas con fuselaje fabricado con materiales compuesto para reducir su firma de radar) los cuales han visto acción en los conflictos de Ucrania, Siria, Libia y recientemente en la guerra de Nagorno-Karabaj entre Armenia y Azerbaijan.

El complejo Orlan-10 consta de 3 vehículos aéreos no tripulados, sistemas de lanzamiento y recuperación, unidad de control terrestre y cargas útiles intercambiables. El UAV presenta un diseño modular con configuración de ala alta, mientras que su sección de cola comprende un plano de cola y un estabilizador vertical.

Tiene una envergadura de 3,1 m y su fuselaje mide 2 m de largo. El peso vacío y el peso máximo de despegue del UAV son 12,5 kg y 16,5 kg respectivamente. El drone se lanza usando una catapulta plegable y se recupera usando un sistema de aterrizaje con paracaídas.

El diseño modular del UAV está provisto de varias cargas útiles intercambiables que permiten una mayor flexibilidad de la misión. Lleva una cámara de luz diurna, una cámara de imagen térmica, una cámara de video y un transmisor de radio en una cápsula giroscópica ubicada debajo del fuselaje. Las cámaras proporcionan inteligencia en tiempo real, además de vigilancia y reconocimiento aéreo sostenido de objetivos terrestres.

Las imágenes, el video y otros datos recopilados recopilados por los sensores se transmiten a la estación de control terrestre en tiempo real, a través de un enlace de datos que utiliza redes celulares 3G/4G.

El Orlan-10 está equipado con capacidad de guerra electrónica y puede diferenciar entre medios de transmisión de información amigos y enemigos. Puede montar transmisores de interferencia y configurar zonas para interferencia de celulares.
 
El Orlan-10 puede ejecutar misiones tanto en modo autónomo como en modo de control remoto. Un piloto automático a bordo del dron le permite operar de forma autónoma apartirde puntos de referencia predefinidos. En este modo, el operador puede modificar la trayectoria de vuelo durante la misión.

Así mismo el dron puede ser operado de forma remota por su estación de control terrestre asociada, instalada en un vehículo de comando y control, el cual puede controlar hasta cuatro vehículos aéreos simultáneamente.

El Orlan-10 está propulsado por un motor de combustión interna, impulsando una hélice de dos palas montada en la nariz. Es capaz de volar a una altitud máxima de 5 km en todas las condiciones climáticas en terrenos difíciles. Puede soportar velocidades del viento de 10 m/s y operar en temperaturas que oscilan entre -30° C y 40° C.
Avión no tripulado (UAV) Orlan-10 de fabricación rusa y operado por las Fuerzas Armadas de Venezuela.
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!