Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

Rolls-Royce North America ha sido seleccionada por la Fuerza Aérea de Estados Unidos para proporcionar los nuevos motores que propulsarán a sus bombarderos B-52 Stratofortress durante los próximos 30 años, bajo el Programa de Reemplazo de Motor Comercial (CERP).

Los motores F-130 son el componente perfecto para los B-52 por su fiabilidad probada, excelente coste de ciclo de vida y bajo riesgo de integración. Una variante del motor Rolls-Royce seleccionado para impulsar el icónico B-52 ya está en servicio con la USAF en todo el mundo, impulsando tanto el avión C-37 como el E-11 BACN.

Tom Bell, presidente y director ejecutivo de Rolls-Royce North America y presidente de Defensa, explica que “estamos orgullosos de unirnos a un programa verdaderamente icónico de la Fuerza Aérea de EEUU y proporcionar motores de clase mundial fabricados en EEUU que impulsarán sus misiones para los próximos 30 años. El F130 es un motor moderno, eficiente y probado que se adapta perfectamente al B-52”.

Una vez instalado, el F130 puede permanecer en vuelo durante toda la vida útil prevista del B-52. Además, el motor F130 proporcionará una eficiencia de combustible mucho mayor, mayor alcance y por lo tanto menores requerimientos de aviones cisterna. Lo que es más importante, el motor está listo para su integración con las herramientas de ingeniería digital de última generación de Rolls-Royce.

Rolls-Royce construirá y probará los motores F130 en sus instalaciones de Indianápolis, Indiana, tras una reciente inversión de 600 millones de dólares para revitalizar el campus de fabricación avanzada.

Craig McVay, vicepresidente senior de campañas estratégicas de Rolls-Royce Defense, asegura que “esta es una gran victoria para Rolls-Royce. Hemos estado planificando y preparándonos para este resultado y estamos listos para comenzar a correr y demostrar que somos la mejor opción para la Fuerza Aérea y el B-52. Nuestros empleados están preparados para cumplir una vez más con los hombres y mujeres que protegen nuestras libertades todos los días”.
La primera parte del contrato está valorada en 500,9 millones de dólares, y prevé que el fabricante suministre 608 motores, para equipar 76 B-52 con ocho motores cada uno, cuya fabricación e instalación deberá completarse antes del 23 de septiembre de 2038. Rolls-Royce ha comentado que el número total de motores, incluidos los repuestos, es de 650.

Según el Pentágono, la USAF recibió cuatro propuestas para hacer frente a la renovación, que incluían motores de repuesto, equipo de apoyo asociado, datos de ingeniería comercial y actividades de mantenimiento.

El concurso CERP ha estado en marcha desde 2018 y ha sido una competencia a tres bandas entre GE Aviation, Pratt & Whitney y Rolls-Royce. La Fuerza Aérea fue pionera en una serie de primicias “digitales” en el programa, insistiendo en una propuesta sin papel en la que los motores de los competidores se enfrentarían en computadoras. El servicio también insistió en el acceso a los datos técnicos para poder competir con otras empresas en futuros trabajos del programa.
Bombardero B-52 de la Fuerza Aérea de Estados Unidos.
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!