Full width home advertisement

Destacado

Industria

Colombia

Latinoamérica

Mundo

Post Page Advertisement [Top]

La Armada de Estados Unidos y el fabricante aeronáutico Boeing consiguieron un hito importante en el desarrollo de su nuevo drone de reabastecimiento en vuelo MQ-25 'Stingray' cuando en la segunda misión de repostaje automatizado, la moderna aeronave no tripulada transfirió de manera autónoma combustible a un avión de alerta aerotransportada y control (AEW&C) E-2D Hawkeye.

Ambas aeronaves despegaron del aeropuerto MidAmerica St. Louis y una vez en la zona de la prueba, la tripulación del E-2D, perteneciente al Escuadrón de Pruebas y Evaluación VX-20, se situó tras el MQ-25 para comprobar los efectos de la turbulencia creada por el UAV. Tras ello, establecieron contacto con la manquera de repostaje y se procedió al trasvase de combustible. Según han señalado desde Boeing, ambas pruebas se llevaron a cabo a velocidades y altitudes similares a las de las futuras misiones operativas.

El Capitán Chad Reed, director del programa de aviación no tripulada de la Armada, ha dicho “Una vez que esté operativo, el MQ-25 reabastecerá a todas las plataformas con capacidad de recepción, incluido el E-2. Este vuelo nos mantiene en la vía rápida para llevar el Stingray a la flota, donde su capacidad de reabastecimiento aumentará en gran medida el alcance y la flexibilidad operativa del ala aérea del portaaviones y del grupo de ataque”.

“Fue otro gran vuelo que demostró que nuestro diseño MQ-25 está funcionando según lo planeado”, dijo Dave Bujold, director del programa MQ-25 de Boeing. “Estos vuelos históricos de reabastecimiento de combustible proporcionan una cantidad increíble de datos que retroalimentamos en los modelos digitales para asegurarnos de que la aeronave que estamos produciendo significará un cambio de paradigma en la Armada y para las unidades embarcadas en los portaaviones”.

Esta es la segunda misión de reabastecimiento aéreo que el equipo MQ-25 ha realizado este verano. El 4 de junio, el MQ-25 se convirtió en el primer avión no tripulado en repostar otro avión, un Super Hornet de la Armada de los EEUU.

Boeing tiene en producción los dos primeros de siete MQ-25 que se usarán para las pruebas de certificación y dos células para ensayos en tierra.  Una vez operativos, los MQ-25 serán asignados a los escuadrones de alerta temprana del ala aérea de cada portaviones. Estos cuentan actualmente con aviones E-2C y E-2D.
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!