Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

Corea del Norte lanzó el pasado domingo dos misiles de crucero frente a su costa occidental, según aseguraron fuentes militares de Corea del Sur este miércoles. Estos disparos representan la primera prueba de misiles en alrededor de un año, lo que es considerado como una forma de poner a prueba a la administración del presidente estadounidense Joe Biden, sin ser demasiado provocativa.

Una fuente, bajo la condición del anonimato, le dijo a la agencia de noticias Yonhap que en la prueba fueron lanzados dos misiles de crucero, los cuales fueron detectados por los radares de alerta temprana surcoreanos, sin proporcionar más detalles, incluidos su tipo exacto y el lugar desde donde fueron lanzados.

Esta la primera prueba de armas realizada por el país comunista que se conoce desde su último lanzamiento múltiple de misiles de crucero de corto alcance en abril del año pasado. 

A diferencia de los misiles balísticos, los misiles de crucero no son sancionados por las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU. El régimen de Kim Jong Un ha mantenido una suspensión autoimpuesta sobre las pruebas nucleares y de misiles de largo alcance, desde fines de 2017.

EE.UU. no le dio mucha importancia a la prueba, mientras que Biden dijo que "nada ha cambiado mucho" y los funcionarios de alto rango de su Administración señalaron que los lanzamientos no violan las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

La medida se produjo después de que Corea del Sur y EE. UU. realizaran su ejercicio militar conjunto de primavera, durante nueve días, hasta el jueves de la semana pasada. Aunque Seúl y Washington han dicho que el ejercicio es de naturaleza defensiva y fue realizado a una escala reducida ante la pandemia del COVID-19 y para favorecer los esfuerzos de paz, Corea del Norte volvió a arremeter contra la medida y advirtió sobre la posibilidad de concluir un pacto militar intercoreano.

La prueba también tuvo lugar pocos días después de que el secretario de Defensa, Lloyd Austin, y el secretario de Estado, Antony Blinken, de EE. UU., visitaran Corea del Sur y acordaran con sus homólogos surcoreanos -los ministros de Defensa y Asuntos Exteriores, Suh Wook y Chung Eui-yong- que trabajarán juntos, de forma estrecha, para resolver, como su prioridad principal, el asunto nuclear y de misiles de Pyongyang.

En medio del poco progreso en las negociaciones con EE. UU., Corea del Norte ha estado avanzando su desarrollo de armas convencionales y ha ostentado varios tipos de misiles nuevos, incluidos un misil balístico intercontinental (ICBM, según sus siglas en inglés) y misiles balísticos de lanzamiento submarino (SLBM).

Sin embargo, en lugar de realizar pruebas de misiles balísticos, el Norte parece haber optado por acciones de baja intensidad, en una aparente medida para enviar advertencias a Corea del Sur y EE. UU. mientras se mantiene abierta a oportunidades para el diálogo, según los expertos.
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!