Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

Un grupo bipartidista de congresistas de los Estados Unidos están intentando bloquear la venta de un importante paquete de armas avanzadas a los Emiratos Árabes Unidos que fue aprobado por el gobierno norteamericano hace tan solo un par de semanas. Los parlamentarios presentaron el pasado miércoles una legislación que detendría la venta exprés de aviones de combate Lockheed Martin F-35A Lightning II, aviones no tripulados MQ-9B Reaper y municiones avaluados en 23.000 millones de dólares a los Emiratos Árabes Unidos que fue aprobada por la administración de Donald Trump.

Esta iniciativa se puso en marcha después de que los legisladores dijeron que no obtuvieron respuestas satisfactorias de los funcionarios del Departamento de Estado sobre los planes para vender las sofisticadas armas. Los legisladores afirman que la prisa de la administración por completar la venta, está ignorando los riesgos que plantean los vínculos de los Emiratos Árabes Unidos con Rusia y China que podrían acceder a tecnología sensible estadounidense, y para la ventaja militar cualitativa de Israel en el Medio Oriente.

Propuestas por los senadores Bob Menendez, Rand Paul y Chris Murphy, las cuatro resoluciones conjuntas rechazarían la venta de 50 F-35, 18 MQ-9B Reapers, así como miles de municiones y cientos de misiles. En total, la venta, autorizada por el Departamento de Estado hace poco más de una semana, constituiría la segunda venta más grande de drones estadounidenses a un solo país.

Además de los temores por la tecnología sensible en manos de los Emiratos Árabes, los legisladores han expresado su preocupación de que el país asiático puedan usar las armas contra Yemen, que está inmerso en una guerra civil. La preocupación es que el F-35 y los drones podrían afectar a los civiles durante lo que ya se considera uno de los peores desastres humanitarios actuales del mundo.

A estas acciones se unieron las declaraciones de la congresista demócrata Ilhan Omar, quien ha acusado a la administración de Donald Trump de utilizar acuerdos de normalización pactados en Oriente Medio para "disfrazar ventas de armas a violadores de derechos humanos".

Escribiendo en el semanario estadounidense The Nation, Omar dijo que el presidente electo Joe Biden "tiene una tremenda oportunidad de revertir" los acuerdos y evitar tomar partido en una lucha regional entre Irán y sus rivales.

"En lugar de ponernos del lado de un grupo de dictadores sobre otro, deberíamos posicionarnos a la misma distancia de ambos, permitiéndonos ser intermediarios honestos, protegiendo nuestra seguridad nacional e intereses mientras promovemos los derechos humanos y la democracia", escribió.

Cabe recordar que el pasado 10 de noviembre la administración del presidente Donald Trump decidió vender cazas furtivos de última generación F-35 a Emiratos Árabes Unidos tras la normalización de las relaciones entre el país árabe e Israel, un proyecto que cambia los equilibrios de fuerzas en una región inestable.

La decisión de vender esos aparatos a los Emiratos, que aspiraban a adquirirlos desde hace varios años, fue anunciada de manera oficial por el Secretario Mike Pompeo. El alto funcionario aseguró que "Los Emiratos Árabes Unidos son un socio de seguridad estadounidense vital durante mucho tiempo. Hoy, ordené al Departamento de Estado que notificara formalmente al Congreso de nuestra intención de autorizar la compra propuesta por los EAU de varias capacidades avanzadas por un valor de 23,370 millones de dolares, para hasta 50 aviones F-35 Lightning II, valorados en 10,400 millones de dólares; hasta 18 sistemas aéreos no tripulados MQ-9B, valorados en 2,970 millones de dólares; y un paquete de municiones aire-aire y aire-tierra, valorado en 10 mil millones de dólares. Esto es en reconocimiento de nuestra relación cada vez más profunda y de la necesidad de los EAU de contar con capacidades de defensa avanzadas para disuadir y defenderse de las crecientes amenazas de Irán".

Pompeo agregó que "El histórico acuerdo de los EAU para normalizar las relaciones con Israel en el marco de los Acuerdos de Abraham ofrece una oportunidad única para transformar positivamente el panorama estratégico de la región. Nuestros adversarios, especialmente los de Irán, lo saben y no se detendrán ante nada para interrumpir este éxito compartido. La venta propuesta hará que los Emiratos Árabes Unidos sean aún más capaces e interoperables con los socios estadounidenses de una manera totalmente consistente con el compromiso de larga data de Estados Unidos de garantizar la ventaja militar cualitativa de Israel".

La adquisición de esa tecnología por Emiratos Árabes Unidos modificará de forma significativa el equilibrio de fuerzas en el Golfo y afectará la ventaja militar de Israel, principal aliado de Washington, en la región. El anuncio llega después de que el secretario estadounidense de Defensa, Mark Esper, hiciera una breve visita a Tel Aviv para nuevas conversaciones sobre "la ventaja militar cualitativa" de Israel en la región.

Israel se ha opuesto históricamente a la venta de F-35 a otros países de Oriente Medio, incluidos Jordania y Egipto (con los que firmó acuerdos de paz), porque quiere mantener su superioridad tecnológica en la región. Estados Unidos aplica esa política de "ventaja militar cualitativa" en favor de Israel desde la década de 1960, y la ha plasmado incluso en una ley.

Pero la decisión de Emiratos Árabes Unidos de normalizar las relaciones con Israel, anunciada el 15 de septiembre en la Casa Blanca, estuvo estrechamente relacionada con la posibilidad de que Abu Dabi adquiriera los F-35.
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!