Full width home advertisement

Destacado

Industria

Colombia

Latinoamérica

Mundo

Post Page Advertisement [Top]

El parlamento egipcio aprobó este lunes 20 de julio autorizar al presidente Abdul Fatah al Sisi a desplegar tropas en la vecina Libia, para proteger la “seguridad nacional”, si las fuerzas del  Gobierno de Acuerdo Nacional (GNA) respaldadas por Turquía y aliadas con el gobierno apoyado por la ONU en Trípoli, se mueven para retomar la ciudad costera de Sirte.

La intervención desestabilizaría aún más a Libia, rica en petróleo, y pondría a dos aliados de Estados Unidos, Turquía y Egipto, en una posible confrontación directa.

"Las fuerzas armadas y su liderazgo tienen licencia legal y constitucional para decidir el tiempo y el lugar de su respuesta contra estas amenazas", esboza el texto apoyado por unanimidad por los 510 diputados presentes que no menciona explícitamente al país vecino y que, en cambio, se refiere a "milicias armadas y criminales y elementos terroristas extranjeros" en alusión a los mercenarios enviados por Ankara en apoyo del Gobierno de Acuerdo Nacional de Trípoli reconocido internacionalmente y su campaña para hacerse con el control de Sirte.

El régimen egipcio ha elevado el tono belicista desde el pasado junio, en apoyo a las tropas del Kalifa Haftar, el mariscal que dirige el Ejército Nacional Libio (las otra facción que lucha por el poder en Libia) y que es respaldado además por Rusia y Emiratos Árabes Unidos.



Desde entonces, El Cairo ha amenazado con cruzar la frontera si las fuerzas del Ejecutivo de Trípoli se lanzan a conquistar Sirte, la ciudad natal de Muamar Gadafi y puerta de salida del petróleo, y Jufra, el distrito donde está emplazada la principal base militar de Haftar. Al Sisi, en un acto público celebrado el mes pasado, tildó ambos enclaves de "líneas rojas".

Turquía interviene directamente en el conflicto libio desde principios de año y ha enviado a miles de mercenarios sirios al país norteafricano, algo que El Cairo considera una amenaza directa a su seguridad debido a la enemistad con el Gobierno islamista turco.

El ministro de Defensa de Turquía, Hulusi Akar, ha reiterado este lunes el apoyo de Ankara al Ejecutivo de unidad y ha recalcado que “el entrenamiento militar, la cooperación y las actividades de asesoría continúan” en el país. 

“Quiero que todo el mundo sepa que siempre estamos al lado de nuestros hermanos libios. Nuestro objetivo es que Libia viva en paz, tranquilidad y seguridad”, ha manifestado, tras una reunión con el ministro del Interior del Gobierno de unidad libio, Fazi Bashaga, y el ministro del Interior de Malta, Byron Camilleri.

“Sabemos que el mayor obstáculo para este objetivo es el golpista Haftar”, ha apuntado Akar, quien ha reclamado a los países que apoyan al mariscal de campo que retiren su respaldo, tal y como ha recogido la agencia estatal turca de noticias, Anatolia. 
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!