Full width home advertisement

Destacado

Industria

Colombia

Latinoamérica

Mundo

Post Page Advertisement [Top]

Un destructor de la Armada de Estados Unidos navegó este martes muy cerca de la costa de Venezuela, en lo que el Comando Sur calificó como una “operación de libertad de navegación” un día después de que un buque de carga de Irán atracó en uno de los puertos del país sudamericano.

El USS Nitze (DDG-94) navegó en un área fuera de las aguas territoriales venezolanas, que se extienden unas 12 millas náuticas de sus costas, pero dentro de un zona sobre la que el régimen de Nicolás Maduro “afirma falsamente tener el control, una afirmación que es incompatible con el derecho internacional”, afirmó el Comando Sur de Estados Unidos en su página web.

La Armada de los EE.UU. realiza rutinariamente operaciones de libertad de navegación en todo el mundo para preservar la navegación marítima y los derechos de acceso a todas las naciones y vitales para la movilidad global de las fuerzas estadounidenses.

El acceso global a las aguas internacionales protege los intereses nacionales de los Estados Unidos y promueve un orden internacional justo que garantiza que la Marina de los Estados Unidos pueda cumplir misiones clave, que incluyen despliegues de asistencia humanitaria, operaciones de socorro en casos de desastre, apoyo a los esfuerzos internacionales antinarcóticos y ejercicios multinacionales que fortalecen las asociaciones regionales.

Los buques de la Armada y la Guardia Costera de los Estados Unidos operan actualmente en el Mar Caribe como parte de la operación mejorada de narcóticos ordenada por el presidente Donald Trump.

"Estados Unidos continuará volando, navegando y operando donde lo permita el derecho internacional, preservando los derechos, las libertades y el uso legal del mar y el espacio aéreo garantizados a todas las naciones", dijo el almirante Craig Faller, comandante del Comando Sur de los Estados Unidos. "Estas libertades son la base de los esfuerzos de seguridad en curso y son esenciales para la paz y la estabilidad regionales".


Cabe recordar que a principios de abril, Donald Trump anunció que Estados Unidos lanzó la operación antidrogas más grande y jamás vista en el hemisferio occidental, con un impresionante despliegue naval y aéreo, con el fin de impedir que regímenes dictatoriales se aprovechen de la crisis provocada por la pandemia del COVID-19 para transportar narcóticos hacia norteamérica.

La Armada norteamericana envió buques de distinto tipo y la Fuerza Aérea de los Estados Unidos aviones de inteligencia cerca de las costas de Venezuela, justo después de acusar de “narcoterrorismo” al líder chavista Nicolás Maduro.

“Estados Unidos está lanzando nuevas operaciones antinarcóticos en el hemisferio occidental para proteger al pueblo estadounidense del flagelo mortal de los narcóticos ilegales. No debemos permitir que los cárteles de la droga exploten la pandemia para amenazar la vida de los estadounidenses", declaró el mandatario estadounidense durante una rueda de prensa en la Casa Blanca hace tres meses.

"Estamos desplegando destructores adicionales de la Armada, barcos de combate, aviones y helicópteros, patrulleras de la Guardia Costera y aviones de vigilancia de la Fuerza Aérea, duplicando nuestras capacidades en la región", detalló Trump.

Luego de esta orden, el Comando Sur ha venido incorporado diversas naves de guerra y guardacostas que se han sumado a las operaciones de la Cuarta Flota en sus operaciones en el Caribe y el Pacífico Oriental.

Por lo menos cinco destructores misilísticos de la Clase Arleigh Burke, que hasta hace poco tiempo estaban basados en el Medio Oriente como activos de la Quinta Flota, se han desplegado en Latinoamérica. Entre ellos se encuentran los destructores USS Pinckney (DDG 91), el destructor USS Kidd (DDG-100) -que debió ser retirado de la operación por un brote de COVID-19 a bordo-, el USS Lassen (DDG-82), el USS Preble (DDG-88), el USS Farragut (DDG-99) y recientemente el USS McFaul(DDG-74).

Además de estas poderosas embarcaciones, que se encuentran entre las más letales del inventario naval estadounidense, fueron desplegados a la región el USS Detroit (LCS-7), la patrullera USS Tornado (PC-14) los guardacostas USCGC James (WMSL-754) y el USCGC Waesche (WMSL-751), además de sus helicópteros.
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!

Bottom Ad [Post Page]