Full width home advertisement

Destacado

Industria

Colombia

Latinoamérica

Mundo

Post Page Advertisement [Top]

Latam Airlines Group SA, la aerolínea más grande de América Latina, se declaró en quiebra ante una corte de Nueva York después de que la pandemia de coronavirus afectó gravemente a la industria de la aviación.

La petición del Capítulo 11 le permite a la compañía seguir operando mientras el operador chileno elabora un plan para pagar a los acreedores. Latam, cuyos accionistas incluyen a la familia Cueto de Chile y Delta Air Lines Inc., continúa operando en con itinerarios reducidos y puede acceder a un préstamo de bancarrota de hasta 900 millones de dólares.

La compañía enfatizó que este no es un proceso de liquidación, sino de reestructuración, con el que podrá cumplir con sus compromisos. LATAM agregó que la quiebra no necesariamente es un camino a la liquidación de la aerolínea.

“El 26 de mayo de 2020, LATAM Airlines Group se presentó para reorganizarse bajo la protección del Capítulo 11” de la ley de quiebras de Estados Unidos, indicó el comunicado de Latam.

El proceso de reorganización financiera del Capítulo 11 es un marco legal bajo el cual Latam y sus filiales podrán redimensionar sus operaciones y adecuarlas al nuevo entorno de demanda y reorganizar sus balances financieros, permitiéndoles resurgir como negocios más ágiles, resilientes y sostenibles", destaca la compañía.

"Es importante recalcar que, independientemente de si están incluidas en la solicitud o no, todas las compañías del grupo continuarán operando en la medida que lo permitan las restricciones de viajes y la demanda", recalca la nota de prensa.



"LATAM Airlines Group S.A. y sus filiales continuarán operando vuelos de pasajeros y carga, sujetos a la demanda de sus servicios y restricciones de viajes", aseguró la empresa en su comunicado. 

Según la compañía, "se honrarán todos los pasajes actuales y futuros, así como los vouchers de viaje, millas y beneficios de viajero frecuente y políticas de flexibilidad".

Asimismo, "los empleados del grupo seguirán recibiendo sus salarios y beneficios, según lo estipulan los términos de sus acuerdos laborales", recalca el documento.

"Los proveedores recibirán sus pagos en tiempo y en forma por todos los bienes y servicios entregados desde el 26 de mayo de 2020 en adelante y a lo largo de este proceso", añade. 

También agrega que las agencias de viajes y otros socios comerciales no se verán afectados ni tendrán disrupciones en su interacción con el grupo Latam.

La compañía volaba antes de la emergencia sanitaria a 145 destinos en 26 países y ofrecía 1.400 vuelos diarios, pero desde comienzos de abril tiene suspendido el 95 por ciento de sus operaciones, situación que mantendrá durante este mes, debido al cierre de fronteras en distintos países y a la menor demanda por la crisis del Covid-19.

La Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA), que reúne a cerca de 300 aerolíneas mundiales, reveló a mediados de mayo que la demanda global de pasajeros cayó un 52,9 por ciento interanual en marzo y que los ingresos de las compañías se reducirán a más de la mitad en 2020.

Las aerolíneas en todo el mundo, y las de América Latina en particular, se han visto muy afectadas por el brote de coronavirus, que provocó prohibiciones de viaje e hizo que las personas se mostraran reacias a viajar. Avianca Holdings SA, la compañía aérea más grande de Colombia, se declaró en bancarrota a principios de mayo, agobiada por la fuerte caída del negocio y por su propia carga de deuda onerosa.

El CEO de la compañía, Roberto Alvo, explicó que "Latam entró a la crisis del Covid-19 como un grupo de aerolíneas saludable y rentable, sin embargo, circunstancias excepcionales han generado un colapso de la demanda y no sólo han detenido a la aviación global y sus ingresos, sino que han cambiado a la industria hacia el futuro".

“Dado el impacto que la crisis generada por la covid-19 ha tenido en la industria de la aviación, LATAM se ha visto obligada a tomar una serie de decisiones extremadamente difíciles en los últimos meses”, añadió Alvo, en un video.

El directivo dijo a finales de abril que calculaba que durante el segundo semestre del año la compañía podrá recuperar entre un 50 por ciento y un 70 por ciento de sus operaciones, pero advirtió de que se trata de una "estimación muy variable" dado que aún no se sabe cuándo se van a levantar las restricciones fronterizas.

Aún así, el impacto se sentirá ampliamente, ya que Latam, con sede en Santiago, atiende a más de 70 millones de pasajeros al año en más de 300 aviones. También tenía más de 7 mil millones de dólares de deuda.

Latam ya eliminó más de 1.850 empleos en Chile, Colombia, Ecuador y Perú en las últimas semanas, después de recortar el 95% de sus operaciones de pasajeros.

Hasta ahora, Latam no ha tenido acceso a los paquetes de rescate del gobierno diseñados para ayudar a compensar los efectos económicos generados por la pandemia. Se están llevando a cabo conversaciones con los gobiernos de Chile, Brasil, Colombia y Perú sobre financiamiento y asistencia adicionales, dijo la aerolínea.

“El proceso de reorganización financiera del Capítulo 11 de los Estados Unidos ofrece una oportunidad clara y guiada para trabajar con nuestros acreedores y otras partes interesadas para reducir nuestra deuda”, dijo el presidente de la compañía.

El año pasado, Latam firmó un pacto de 2.25 mil millones de dólares para vender una parte a Delta Air Lines. La aerolínea chilena ha planeado aumentar gradualmente los vuelos en los próximos dos meses, con el objetivo de alcanzar el 18% de la capacidad previa a la crisis en julio.
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!

Bottom Ad [Post Page]