Full width home advertisement

Destacado

Industria

Colombia

Latinoamérica

Mundo

Post Page Advertisement [Top]

La Fuerza Aérea de Estados Unidos ha desplegado esta semana al Mar Caribe varios de sus sofisticados aviones plataforma de alerta aérea temprana (AEW&C) Boeing E-3 Sentry, en misiones de inteligencia y control del espacio aéreo para cerrarle la puerta a las aeronaves del narcotráfico que vuelan impunemente en varios países de Centroamérica. 

La aeronave E-3C de matrícula 83-0009 y callsign "THNDR07" que despegó desde la Base Aérea de Rinker (ubicada en Oklahoma City) fue apoyada por un avión KC-135 "Stratotanker" 63-8887 de reabastecimiento aéreo que partió desde la Base Aérea de MacDill, ubicada en Tampa, Florida.

El moderno avión que tiene un poderoso radar capaz de detectar centenares de objetivos en el aire operó durante varias horas en el espacio aéreo internacional del Mar Caribe -realizando patrones de búsqueda cerca de Belize, Honduras, Guatemala y México-, sobrevolando las rutas que usan las organizaciones del narcotráfico para movilizar alcaloides hacia los Estados Unidos.

El despliege de este moderno avión a esta zona del mundo es un hecho poco común y obedece a la orden impartida por el Presidente Donald Trump, de desplegar una fuerza aeronaval a esta región, para impedir el paso de narcóticos hacia el país norteamericano.

"Estados Unidos está lanzando una operación de lucha contra el narcotráfico en el hemisferio occidental para proteger a los estadounidenses del azote mortal de los narcóticos ilegales", señaló el presidente de EE.UU., Donald Trump, desde la Casa Blanca.

Trump argumentó que no permitirá que dictadores de América Latina (refiriéndose a Nicolás Maduro) se aprovechen de la coyuntura del coronavirus para pasar droga a su territorio.

"En cooperación con 22 naciones aliadas, el Comando Sur incrementará la vigilancia y la interceptación de empaques de drogas. Estamos desplegando unidades navales y de vigilancia aérea, plenamente equipadas, duplicando nuestra capacidad de acción", dijo Trump. 

Por lo general estos avanzados y modernos aviones estratégicos se dedican regularmente a realizar misiones de commando y control en apoyo de misiones de de ataque y patrullas de combate en teatros de operaciones en zonas de disputa como lo es Medio Oriente.

El Boeing E-3 Sentry (Centinela) es un sistema de alerta y control aerotransportado (AWACS) desarrollado en Estados Unidos por Boeing como contratista principal. Derivado del avión comercial Boeing 707, su característica más distintiva es el enorme radar rotativo que porta en la parte superior y puede realizar tareas de vigilancia todo tiempo, mando, control y comunicaciones.

El primer E-3 de la USAF fue entregado en marzo de 1977, y durante los siguientes siete años se fabricaron un total de 34 ejemplares que han sido periódicamente modernizados con la última tecnología en radares. La OTAN, como una única entidad, adquirió 18 aviones, que tienen su base en Alemania. 

El E-3 también fue vendido al Reino Unido (7 unidades), a Francia (4) y a Arabia Saudita (5, más 8 aviones cisterna derivados del E-3). En 1991, año en el que fue entregado el último ejemplar producido, el E-3 participó en la Operación Tormenta del Desierto, jugando un papel crucial dirigiendo a los aviones de la Coalición contra el enemigo. 

Durante la vida de servicio del E-3, se llevaron a cabo numerosas actualizaciones para mejorar sus capacidades. En 1996, Westinghouse Electric fue adquirida por Northrop y renombrada Northrop Grumman Electronic Systems, y es esta empresa la que actualmente ofrece soporte para los radares de los E-3.

El E-3 Sentry tienen un alcance de aproximadamente 4,000 millas (6,400 km) u ocho horas de vuelo. El alcance del Sentry y el tiempo en la estación se pueden aumentar mediante el reabastecimiento de combustible aire-aire y las tripulaciones pueden trabajar en turnos mediante el uso de un área de comidas y descanso para la tripulación a bordo.

Cuando está en operaciones, el E-3 supervisa un área asignada del campo de batalla y proporciona información para que los comandantes de operaciones aéreas obtengan y mantengan el control de la batalla; mientras que como elemento de defensa aérea, los E-3 pueden detectar, identificar y rastrear a las fuerzas enemigas aéreas y pueden dirigir aviones de combate-interceptores hacia estos objetivos. En apoyo de las operaciones aire-tierra, el E-3 puede proporcionar información directa necesaria para interdicción, reconocimiento, transporte aéreo y soporte aéreo cercano para fuerzas terrestres amigas.

La característica principal del avión es su avanzada antena giratoria ubicada sobre el fuselaje que aloja un radar de rastreo electrónico activo (AESA) AN/APY-2 de la Westinghouse Corporation que proporciona vigilancia desde la superficie hasta la estratosfera, sobre la tierra o el agua.

Otros subsistemas principales en el E-3 Sentry son los de navegación, inteligencia de comunicaciones y las computadoras. 14 consolas muestran datos procesados ​​por computadora en formato gráfico y tabular en las pantallas. Sus operadores realizan funciones de vigilancia, identificación, control de armas, manejo de batalla y comunicaciones.

Los subsistemas de radar y computadora del E-3 reúnen y presentan información amplia y detallada del campo de batalla, incluida la información de posición y rastreo de aeronaves y embarcaciones enemigas, y, por supuesto, la ubicación y el estado de todos los activos amigos.

Esos datos se pueden reenviar en tiempo real a cualquier centro importante de comando y control en la retaguardia o a bordo de barcos. En tiempos de crisis, los datos también pueden enviarse al alto mando de los EE. UU.
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!