Full width home advertisement

Destacado

Industria

Colombia

Latinoamérica

Mundo

Post Page Advertisement [Top]

En las primeras horas de la mañana del 30 de marzo de 2020 (hora local), el crucero RCGS RESOLUTE ha sido objeto de un acto de agresión por parte de la Armada Venezolana en aguas internacionales, cuando navegaba a unas 13.3 millas náuticas de la Isla de Tortuga con 32 miembros de la tripulación y sin ningún pasajeros a bordo; así lo anunció la compañía Columbia Cruise Services en un comunicado de prensa luego de la colisión que hundió al patrullero marítimo venezolano AB Naiguatá.

La empresa con sede en Alemania destacó que "Cuando ocurrió el evento, el crucero RCGS RESOLUTE había estado a la deriva durante un día frente a la costa de la isla para llevar a cabo un mantenimiento de rutina en uno de sus motores, en su viaje que tenia como destino Willemstad (Curazao). Mientras se realizaba el mantenimiento en el motor principal de estribor, el motor principal de babor se mantuvo en alerta para mantener una distancia segura de la isla en cualquier momento".

La compañía da cuenta que "Poco después de la medianoche, el crucero fue abordado por un buque armado de la Armada Venezolana, que por radio cuestionó las intenciones de la presencia de RCGS RESOLUTE y dio la orden de seguirlo a Puerto Moreno en la Isla de Margarita. Como el RCGS RESOLUTE navegaba en aguas internacionales en ese momento, el Capitán quería volver a confirmar esta particular solicitud que resultaría en una desviación grave de la ruta programada del buque".

El comunicado agrega que "Mientras el Capitán estaba en contacto con la oficina central, se registraron disparos y, poco después, el buque de la Armada Venezolana se acercó al lado de estribor a una velocidad y a un ángulo de 135°, colisionando deliberadamente con el RCGS RESOLUTE. El buque de la armada continuó golpeando la proa de estribor en un aparente intento de girar y desviar el buque civil hacia las aguas territoriales venezolanas.

En la irresponsable maniobra el RCGS RESOLUTE sufrió daños menores, sin afectar la navegabilidad del barco, pero el Patrullero Marítimo de la Armada Venezolana sufrió daños graves y empezó a inundarse al hacer contacto con la proa bulbosa reforzada del crucero civil, la cual está diseñada para resistir travesías en en aguas antárticas con abundante presencia de hielo.

Según Columbia Cruise Services el RESOLUTE permaneció durante más de una hora cerca de la escena del accidente y estuvo listo para apoyar la emergencia en el patrullero AB Naiguatá sin recibir respuesta de la tripulación venezolana. Además se puso en contacto con el Centro de Coordinación de Rescate Marítimo (MRCC) en Curazao.


Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!

Bottom Ad [Post Page]