Full width home advertisement

Destacado

Industria

Colombia

Latinoamérica

Mundo

Post Page Advertisement [Top]

La compañía estadounidense Sikorsky, fabricante de los afamados helicópteros Black Hawk, presentó en el marco de la feria internacional de defensa y seguridad Expodefensa 2019 (llevada a cabo en la ciudad de Bogotá, Colombia) la nueva versión artillada de su helicóptero S70i, con la cual busca posicionarse a nivel mundial como una opción económica para cumplir misiones helicoportadas de apoyo aéreo cercano, antitanque y ataque.

La nueva aeronave goza de toda la versatilidad y capacidad multi-misión que los helicópteros UH-60 han demostrado a través de 40 años de operación a nivel mundial, al tiempo que integra un moderno sistema de armas que la convierten en una plataforma letal, capaz de destruir un blanco en tierra con la mayor precisión.

El nuevo S70i artillado puede ser equipado con misiles antitanque Hellfire (producidos por Lockheed Martin), cohetes de 70 milímetros (tanto guiados, como no guiados) y ametralladoras de alta cadencia de disparo como las GAU-19 y GAU-17; armamento que le confiere un amplio abanico de opciones para abatir cualquier tipo de objetivo presente en el teatro de operaciones. 

Aunque este nuevo desarrollo de Sikorsky se parece mucho externamente a los helicópteros Arpía IV actualmente en servicio con la Fuerza Aérea Colombiana, dista mucho del modelo colombiano al poseer un sistema de control de fuego (WMS) directamente integrado a la aviónica del helicóptero y certificado por la casa fabricante; asegurando de esta manera un empleo eficiente del armamento y un funcionamiento sin fallas en el sistema.

El avanzado sistema de armas para helicópteros Black Hawk permite a los pilotos identificar y atacar objetivos estáticos o en movimiento, durante las operaciones diurnas y nocturnas, gracias a complejos cálculos balísticos hechos por las computadoras de a bordo que son proyectados en los cascos de los pilotos a través del sistema ANVIS/HUD 24.

Este novedoso sistema de armas brinda una capacidad de ataque rentable a los helicópteros Black Hawk de tercera generación (S-70i o UH-60M), al tiempo que retiene por completo la utilidad multiusos de la plataforma. Cabe destacar que la aeronave puede ser convertida de una versión utilitaria a una militar en unas 3 horas sin requerir repuestos especiales ni entrenamiento adicional especializado.

Sikorsky certificó el sistema de armas a los estándares de aeronavegabilidad militar de Estados Unidos en 2017 después de extensas pruebas de vuelo disparando munición real y actualmente está operativo con las Fuerzas Armadas de los Emiratos Árabes Unidos

Este sistema puede ser adquirido con un nuevo helicóptero Black Hawk comprado directamente a Sikorsky, o como un kit que puede ser adaptado a una aeronave de tercera generación (UH-60M o S70i) actualmente en servicio, instalado por un centro de modificación certificado por Sikorsky.

Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!

Bottom Ad [Post Page]