Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

Rusia ha lanzado lanzó este viernes una ofensiva terrestre en la región de Járkov, en el noreste de Ucrania, tratando de "romper las líneas de defensa" de Kiev, anunció el Ministerio de Defensa de Ucrania, precisando que prosiguen los combates. Las fuerzas de Moscú "se han adentrado un kilómetro en territorio ucraniano" y tratan de seguir avanzando, declaró en paralelo una fuente del mando militar ucraniano.

Moscú quiere crear una "zona de seguridad" en la región para impedir que Ucrania bombardee la región rusa de Bélgorod. "Durante la última jornada, el enemigo bombardeó el sector de Vovchansk", fronterizo con Bélgorod, con bombas guiadas, indicó el ministerio. "Hacia las 05H00 de la mañana, el enemigo intentó romper nuestras líneas de defensa con ayuda de vehículos blindados", añadió esta misma fuente, sin aclarar la localización exacta de este ataque.

"Rusia lanzó una nueva oleada de acciones contraofensivas en esta zona. Ucrania les respondió con tropas, brigadas y artillería (...) Se está produciendo una feroz batalla en este momento", dijo el presidente ucraniano Volodimir Zelenski en una conferencia de prensa en Kiev.

El Ministerio aseguró que estos ataques habían sido "repelidos" pero que sigue habiendo "combates de diversa intensidad" y que se desplegaron "unidades de reserva" para "reforzar la defensa" de la zona.

Ucrania comenzó ya a evacuar a los habitantes de Vovchansk, donde viven unas 3.000 personas, y de las localidades fronterizas en la región de Járkov, debido a "bombardeos masivos", informó Tamaz Gambarashvili, jefe de la administración militar local.

La región fronteriza y su capital del mismo nombre, segunda ciudad del país, fueron bombardeadas regularmente en los últimos meses. Ucrania temía desde hace varias semanas una posible nueva ofensiva rusa en la zona.

El ejército ucraniano atraviesa dificultades en el frente, debilitado por una falta de efectivos y los retrasos en la entrega de ayuda occidental. Por su parte, las fuerzas rusas reivindicaron haber ganado territorios limitados, principalmente en el este, sin lograr no obstante verdaderos avances.

Por su parte, el Ejército Ruso ha asegurado que ha conquistado cinco localidades en la región nororiental ucraniana de Járkov en el marco de unas acciones ofensivas llevadas a cabo en esa dirección, y otra, en Donetsk, informó este sábado el Ministerio de Defensa de Rusia en su parte diario. 

Se trata de los poblados de Borysivka, Ogurtsovo, Pletenivka, Pylna y Strilecha, agregaron en Defensa. Las localidades, ubicadas cerca de la frontera ucraniano-rusa, fueron “liberadas” por las unidades del grupo ‘Sever’ (Norte) del Ejército ruso, señala el comunicado oficial. La sexta localidad conquistada en las últimas 24 horas es Keramik, en la región de Donetsk, donde Ucrania habría perdido a hasta 390 militares en un día.

La realidad es que Rusia sigue intentando avanzar en la región nororiental de Járkov, pero sus fuerzas en estos momentos no alcanzan para lograr progresos significativos y probablemente tienen como objetivo obligar a Ucrania a desviar recursos de otras partes del frente, según han afirmado varios analistas. 

Los ataques rusos han sido repelidos en el norte de Járkov, en donde las fuerzas de Moscú se hallan ahora a unos 30 kilómetros de la capital regional homónima -la segunda ciudad de Ucrania-, mientras que intentan avanzar en la zona de Vovchansk, informó este sábado el Estado mayor del Ejército ucraniano. 

La captura de varias localidades situadas en la “zona gris” de la frontera, como Strilecha, Krasne, Pilna y Borisivka, que hasta ahora no ha sido confirmada por fuentes oficiales, no representa una victoria significativa para Moscú, asegura la plataforma de análisis ucraniana Frontelligence Insight. Según sus analistas, esas localidades fronterizas no disponían de estructuras defensivas debido a la proximidad de las fuerzas rusas mientras las líneas de defensa de Kiev estaban situadas a mayor profundidad dentro del territorio ucraniano. 

“Hasta ahora, las fuerzas rusas no han penetrado las defensas principales ucranianas. Dado el tiempo necesario para desplegar en la zona las unidades ucranianas, es pronto para evaluar el éxito o el fracaso globales de esta incursión”, destaca la plataforma. 

Los expertos cuentan con que las fuerzas rusas desplegarán más unidades para penetrar otras zonas fronterizas o para reforzar avances iniciales. “Es una maniobra anticipada para desviar recursos ucranianos de la ofensiva rusa principal en el Dombás. Experimentando escasez de efectivos, Ucrania se verá forzada a trasladar parte de su personal”, señalaron. 

De acuerdo con Kostiantin Mashovets, del grupo Information Resistance, las reservas rusas se están desplazando a lo largo de la frontera. Vovchansk, una ciudad de 18.000 habitantes antes de la invasión, es probablemente su principal objetivo, escribe. 

“Hasta ahora parece que están poniendo a prueba nuestra línea de defensa. El enemigo no ha desplegado todavía sus fuerzas principales”, afirmó por su parte el vicecomandante de la Tercera Brigada de Asalto de Ucrania, Maksim Zhorin, en su canal de Telegram.

Las acciones de Rusia son similares a las incursiones a pequeña escala de las unidades rusas respaldadas por Ucrania como el Cuerpo de Voluntarios Ruso en las regiones rusas de Bélgorod y Kursk este año y en 2023, cree el analista Oleksandr Kovalenko. Estima que las fuerzas rusas han desplegado unos 2.000 efectivos y 150 vehículos de combate, no lo suficiente para una operación a gran escala. No obstante, Rusia probablemente aspirará a mantener el control sobre las localidades capturadas para obligar a Ucrania a desviar parte de sus limitados recursos de otras zonas del frente, según la plataforma de análisis DeepStateUA. 

Unos 2.000 civiles han sido evacuados de las áreas afectadas y 30 localidades han sido bombardeadas, afirmaron este sábado las autoridades locales. Pero la situación en Járkov capital, que en los últimos meses ha sido blanco de ataques frecuentes con misiles y bombas aéreas guiadas, permanece inalterada. “Nos hemos acostumbrado a la amenaza constante. 

De acuerdo con el Instituto para el Estudio de la Guerra (ISW), los rusos podrían intentar poner la capital regional al alcance de su artillería. No obstante, no es probable que vayan a lanzar una operación ofensiva a gran escala con el objetivo de cercar y tomar Járkov. 

Según el Estado mayor del Ejército ucraniano, la zona del frente donde los combates son ahora más intensos se sitúa al noroeste de Avdivka, bajo control ruso. En las últimas 24 horas Rusia ha lanzado allí 24 asaltos, en comparación con nueve en el norte de Járkov. Las bajas de Rusia también son elevadas, con 1.350 soldados heridos o muertos en la última jornada según las fuerzas ucranianas, que han difundido imágenes que muestran presuntamente algunas de estas pérdidas en Járkov.
Rusia lanzó una ofensiva sorpresa contra el norte de Ucrania en la región de Járkov
Rusia lanzó una ofensiva sorpresa contra el norte de Ucrania en la región de Járkov