Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

La Fuerza Aérea de los Estados Unidos tiene una necesidad crucial de contar con aviones de reabastecimiento aéreo que puedan sobrevivir en un conflicto de alta intensidad para el año 2040. Esta iniciativa se produce en el contexto de posibles conflictos con adversarios con alta capacidad antiaérea, como aquellos que se proyectan en el Pacífico contra China. 

En respuesta a esta necesidad, Skunk Works, la división de aviones secretos y sigilosos de Lockheed Martin ha presentado un nuevo concepto de un avión cisterna de reabastecimiento aéreo furtivo (NGAS). La representación, publicada por Aviation Week, muestra al avión cisterna reabasteciendo a un caza furtivo F-35 Joint Strike Fighter, reflejando la creciente necesidad imperativa de tales sistemas.

La representación de Skunk Works revela un cisterna con un fuselaje de poca altura y alas grandes recortadas. El fuselaje delantero estrecho y las pequeñas colas verticales inclinadas hacia afuera sugieren un diseño enfocado en minimizar la firma de radar. Las amplias alas del avión están diseñadas para contener una cantidad significativa de combustible, esencial para su misión de reabastecimiento.

Este nuevo concepto de avión cisterna es diferente de los diseños anteriores, como los conceptos avanzados de aviones cisterna/cargueros con cuerpos de ala mezclada (blended wing) propuestos antes por Lockheed Martin. El diseño refleja la estrategia de reabastecimiento en evolución de la Fuerza Aérea, que está cambiando de aviones cisterna tradicionales a opciones más supervivientes. El cisterna de Skunk Works podría cumplir múltiples roles, incluyendo actuar como una plataforma de guerra electrónica y redes, o incluso lanzar sus propias armas y drones.

La Fuerza Aérea de EEUU planea tener aviones cisterna supervivientes para entornos de alta amenaza y aviones cisterna más tradicionales para entornos permisivos. El general Mike Minihan, jefe del Comando de Movilidad Aérea (AMC), destacó la necesidad de una flota equilibrada que pueda operar en diferentes niveles de amenaza sin incurrir en costos excesivos. Se espera que el NGAS integre estas capacidades diversas, asegurando que la fuerza aérea estadounidense pueda mantener la efectividad de su fuerza táctica aérea en futuros conflictos.

Las incertidumbres presupuestarias y los nuevos límites de gasto en defensa añaden complejidad a los planes de la Fuerza Aérea. Mientras que la institución ha solicitado fondos para el análisis inicial y la revisión de los requisitos del NGAS, asegurar los fondos necesarios para el desarrollo y la adquisición requerirá un compromiso más amplio.

La introducción de cisternas furtivos es parte de un esfuerzo más amplio para adaptarse a entornos de amenaza cambiantes. La exploración de conceptos de cisternas basados en bombarderos furtivos, como el B-2 Spirit y el B-21 Raider, indica una disposición a innovar en respuesta a necesidades en evolución. A medida que la Fuerza Aérea refine sus requisitos de cisterna, el concepto de Skunk Works representa un paso significativo hacia el logro del objetivo de una flota de reabastecimiento aéreo más superviviente y versátil.
Lockheed Martin presentó un nuevo concepto de avión tanquero furtivo para la Fuerza Aérea de EEUU
Lockheed Martin presentó un nuevo concepto de avión tanquero furtivo para la Fuerza Aérea de EEUU