Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

Por precaución, las operaciones aéreas de los helicópteros pertenecientes a la Aviación del Ejército y la Armada Ecuatoriana han sido suspendidas temporalmente. La decisión fue tomada por el mando militar luego de dos accidentes ocurridos en un lapso de diez días. 

El primer siniestro ocurrió cuando un helicóptero Mi-171 de fabricación rusa cayó a tierra en Twino (Pastaza) el pasado 26 de abril, allí perdieron la vida ocho personas entre personal militar y civil que acompañaba una misión de transporte de ayuda humanitaria. 

El segundo incidente sucedió hace cuatro días en Santa Elena, cuando un helicóptero Bell-430 de la Aviación Naval de la Armada de Ecuador se precipitó a tierra, dejando como saldo dos militares fallecidos.

Ante esta situación, el alto mando militar ecuatoriano ordenó una inspección mecánica exhaustiva de todas las aeronaves disponibles en ambas ramas de las Fuerzas Armadas. Las flotas afectadas incluyen helicópteros Mi-17, Puma, Súper Puma, Gazzelle y Ecureuil del Ejército, así como helicópteros Bell 407 y Bell 430 de la Marina.

Esta medida ha impactado el transporte de tropas en zonas fronterizas y los vuelos logísticos de ayuda humanitaria. La suspensión de los vuelos continuará hasta que todas las aeronaves pasen satisfactoriamente las inspecciones técnica y mecánica.

Mientras tanto, cuatro helicópteros de la Fuerza Aérea, incluyendo los TH-57, AW-109 Koala y Airbus H145, permanecen en operación.
Ejército y Armada de Ecuador suspende operación de helicópteros tras los fatales accidentes recientes