Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

La Dirección General de Aeronáutica Civil de Chile (DGAC), la autoridad de aviación civil de Chile, y Thales, líder mundial en tecnología, están operando la primera estación de radar de control de tráfico aéreo del mundo alimentada al 100% por energía solar. Esta innovación tecnológica sitúa a Chile a la vanguardia de las iniciativas sostenibles dentro de la industria de la aviación civil para un futuro más verde y garantiza una vigilancia segura del tráfico aéreo en el norte de Chile.

La seguridad aérea es fundamental en todo momento. Ya sea que el espacio aéreo esté particularmente ocupado o atraviese un período más tranquilo, los Controladores de Tráfico Aéreo deben mantener una conciencia constante de las posiciones de las aeronaves dentro de su espacio aéreo. El más mínimo hueco en la imagen podría tener consecuencias significativas para la seguridad de los pasajeros aéreos.

Desarrollado por Thales para la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), el sistema de radar alimentado por energía solar está compuesto por un radar primario avanzado y eficiente STAR NG y un radar secundario RSM. Combinados, los radares proporcionan todos los requisitos operativos de vigilancia tanto para el control de tráfico aéreo civil como militar, detectando tanto objetivos lentos como rápidos, como helicópteros, aviones comerciales y jets. La estación de radar ATC con paneles solares al 100% ayudará a monitorear los vuelos comerciales operados diariamente por la DGAC en el país, proporcionando una mayor seguridad y confiabilidad.

Ubicada en el Desierto de Atacama en el norte de Chile a más de 3500 metros de altitud, la estación de radar funcionará exclusivamente con energía sostenible aprovechando la alta incidencia solar de la región. Equipada con 340 paneles estratégicamente posicionados, la estación tiene una capacidad máxima de generación de aproximadamente 960 kWh por día, cubriendo un área de 10,000 m2.

Lanzada hace un año, la innovación en términos de generación de energía alternativa y más verde es un ejemplo del papel de Thales como socio estratégico, con ingenieros y tecnología a la vanguardia para ofrecer soluciones sostenibles en todos los entornos. Además de los paneles solares, el sistema incluye un uso eficiente de la energía y tecnología avanzada de baterías y generadores de respaldo para garantizar el funcionamiento general de la estación.

Con más de 1100 radares de tráfico aéreo desplegados en el mundo, Thales es reconocido como líder mundial en tecnología de vigilancia aérea y como un socio estratégico innovador dentro de la industria de tecnología aeroespacial.

"Para la DGAC, a nivel estratégico, esta nueva estación de radar de control de tráfico aéreo es sin duda un gran aporte a la seguridad aérea en el norte del país, donde actualmente hay una alta densidad de tráfico aéreo que será completamente cubierta por este nuevo sistema, dada su capacidad de medición, que es la más alta del mercado, con 100 millas náuticas en el caso del radar primario y 250 millas náuticas en el caso del radar secundario. Los beneficios ambientales también son destacados y únicos, limitando su impacto en el cambio climático al ser alimentado al 100% por energía solar, lo que es coherente con las políticas chilenas y las adoptadas por la OACI, en línea con el concepto de que todas las naciones deben esforzarse al máximo para mitigar y reducir el impacto ambiental para que las próximas generaciones y nuestro planeta tengan un futuro más sostenible." Juan Alegría, Director de Sistemas DGAC

"La entrega de este proyecto es un hito en la industria de la aviación civil y un compromiso con la sostenibilidad. Esto no solo es un logro tecnológico para la DGAC y Thales, sino también un ejemplo de responsabilidad ambiental, demostrando el compromiso y la capacidad de Thales para crear soluciones sostenibles en línea con los requisitos sostenibles del cliente y los objetivos globales de preservación del medio ambiente. Es un ejemplo de un proyecto que contribuye a un futuro con bajo carbono y contribuye al compromiso de la IATA de Volar Neto Cero para 2050. Demuestra cómo las tecnologías avanzadas de Thales están ayudando a hacer que el mundo sea más seguro y más ambientalmente responsable". Lionel de Castellane, VP Segmento de radares civiles, Thales

Como parte del compromiso de Thales y la DGAC con los objetivos ESG, las empresas también se esforzarán por garantizar la preservación de sitios arqueológicos en la región. Con la autorización de los pueblos originarios, el sitio recibió una demarcación especial, preservando la historia y la memoria del lugar, para una convivencia más respetuosa y armoniosa.

Thales ha estado presente en Chile durante 53 años y es responsable de gestionar el tráfico aéreo con TOPSKY ATC C, así como de entregar el 75% de los radares que actualmente operan en el país. La asociación de larga data con la DGAC permite a Thales contribuir a la industria aeroespacial chilena y al manejo del espacio aéreo soberano.
Chile y Thales inauguran el primer radar de tráfico aéreo alimentado por energía solar
Chile y Thales inauguran el primer radar de tráfico aéreo alimentado por energía solar