Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

Putin no descarta un posible ataque a los países europeos si estos envían tropas a luchar en la guerra de Ucrania, luego de lo que planteó el presidente francés, Emmanuel Macron, tras una reunión con los principales líderes del continente.

El presidente ruso ha sido tajante con todos aquellos que estén sopesando esa posibilidad. "Tienen que entender que nosotros también tenemos armas que pueden atacar objetivos en su territorio", ha dicho, añadiendo que cuentan con "armas para golpear a los países occidentales".

Ha advertido de que el resultado que tendría el despliegue de soldados en Ucrania por parte de los aliados sería "trágico" porque cuenta con "armas nucleares capaces de destruir a la civilización". 

Esta amenaza se produce poco después de cumplirse dos años del conflicto y cuando el Ejército ruso ha mejorado sus posiciones en la guerra ante la falta de munición de los ucranianos.

"Todo lo que se le ocurre a Occidente crea la amenaza real de un conflicto con el uso de armas nucleares y, por tanto, capaces de destruir a la civilización”, ha dicho Putin a la vez que tachaba de "disparate" la idea de atacar a Europa. 

”Han empezado a hablar sobre la posibilidad de enviar a Ucrania contingentes militares de la OTAN, pero recordamos la suerte de aquellos que en su momento enviaron tropas al territorio de nuestro país", dice el presidente ruso. 

También ha arremetido contra los principales líderes occidentales a los que acusa de mentir "sin ningún pudor" porque "aseguran que Rusia supuestamente se propone atacar Europa".

Esto lo afirma en respuesta a la reciente sospecha de que Moscú se pueda estar preparando para atacar Europa. Desmiente que eso esté entre sus planes pero deja clara su capacidad para poder hacerlo. 

Putin critica además que Occidente intente arrastrar a Rusia a una nueva carrera armamentística, repitiendo así, dice, "el truco de los años ochenta" en referencia a las tensiones con la URSS.

”Sin una Rusia soberana y fuerte, no será posible un orden mundial sólido”. Actualmente el Kremlin destina un 6% del Producto Interior Bruto a Defensa, menos de la mitad que hace décadas, aunque están trabajando en el desarrollo armamentístico de nuevos sistemas avanzados para la Guerra.

El presidente ha puesto en valor la unidad del país y de sus ciudadanos en estos momentos. Presume de que los rusos estén “defendiendo su soberanía y seguridad y protegiendo a nuestros compatriotas”.

También ha aprovechado este discurso para dar la espalda a posibles conversaciones con Estados Unidos, al margen de aquellas que tengan que ver con la seguridad nacional de Rusia. 

En un tono más pacífico se ha pronunciado sobre asuntos internos. Dice que su objetivo ahora es "mirar hacia el futuro". Reconoce también que Rusia tiene "asuntos por resolver" para el desarrollo del país.

Ha querido mostrarse cercano con sus compatriotas, asegurando haber recorrido el país para hablar con ciudadanos anónimos, profesores, voluntarios e incluso soldados. Dice que su política se centrará ahora en la "agenda doméstica". 

Durante el discurso, que ha estado lleno de elogios a los soldados rusos, también ha guardado un minuto de silencio para rendir honores a los caídos en el frente de batalla por la guerra de Ucrania. 

Se ha dirigido a la nación en un momento clave, tras la última victoria rusa en la ciudad ucraniana de Avdivka, tras el asesinato del opositor Alexéi Navalni y con las elecciones del país a la vuelta de la esquina. 
Putin amenaza con armas nucleares para "destruir la civilización" si la OTAN envía tropas a Ucrania