Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

La aeronave C-130 Hércules, pieza fundamental en innumerables misiones de la Fuerza Aérea Brasileña (FAB), fue honrada en una serie de eventos significativos en su despedida. Un salto conmemorativo, un vuelo simbólico, un documental y la instalación de un monumento fueron algunas de las acciones realizadas la semana pasada para reconocer a este icónico avión militar, utilizado en Brasil desde 1965.

Con gran emoción, la ceremonia conmemorativa del 59 aniversario del Primer Grupo de Transporte (1º/1º GT) - Esquadrão Gordo y del legado operativo del C-130 Hércules tuvo lugar el jueves (29/02) en la Base Aérea del Galeão (BAGL), en Río de Janeiro.

Para celebrar este momento histórico, militares de diversas generaciones que cumplieron misiones a bordo de la aeronave participaron en la ceremonia, presidida por el Teniente-Brigadier del Aire Sergio Roberto de Almeida y con la asistencia de diversas autoridades. Durante la ceremonia, se honró a ex comandantes del Escuadrón Gordo y a un selecto grupo de tripulantes del C-130 con un simbólico recuerdo.

Desarrollado para misiones similares, la aeronave KC-390 Millennium asume el desafío de continuar los éxitos y el legado operativo alcanzado por el C-130 a lo largo de sus 370 mil horas de vuelo en la Fuerza Aérea Brasileña. Simbolizando este "traspaso de servicio", sobrevuelos de un C-130 Hércules y un KC-390 Millennium en la BAGL marcaron el evento de despedida. También durante la ceremonia, aterrizó en la BAGL el C-130 Hércules, seguido por la aeronave KC-390, momento que quedará grabado en la historia y que conmovió a todos los presentes.

En su discurso, el Comandante del 1º/1º GT, Teniente Coronel Aviador Umile Coelho Rende, destacó cómo la historia del Escuadrón está directamente relacionada con el Hércules y cuán significativo es su legado para la FAB y la sociedad brasileña. "Al recordar todo lo que vivimos a bordo de este imponente cuatrimotor, todas las experiencias que compartimos con nuestros compañeros de uniforme, todos los desafíos que superamos en diversas fronteras ultramarinas, toda la historia que construimos en estos 59 años, afirmamos categóricamente: ¡esta aeronave nos representa!", expresó.

Con logros memorables en misiones de Operación de Paz en Haití, de apoyo humanitario a países vecinos como Chile, Venezuela, Bolivia, Perú, de búsqueda del avión Gol 1907 y del avión Air France 447 en el Océano Atlántico, de combate a incendios forestales en Chile y Colombia, de apoyo a todos los estados federativos brasileños en la lucha contra la pandemia de COVID-19, entre muchas otras historias, el orgullo del Primer Grupo de Transporte fue expresado por pilotos de generaciones pasadas y contemporáneas al homenajear a la aeronave.

El ex comandante del Escuadrón Gordo de 1987 a 1989 y uno de los homenajeados en la ceremonia, el Mayor-Brigadier del Aire Cezar Ney Britto de Mello, declaró que el C-130 fue un amor que tuvo desde que era un joven cadete. "En el primer año de la Escuela, en el Campo dos Afonsos, fui asignado a venir aquí a la Base Aérea del Galeão para la ceremonia de recepción de los C-130 adquiridos por la Fuerza Aérea. Este avión marcó un antes y un después para la FAB, que en ese momento dependía principalmente de aviones bimotores C-47. La adquisición de estos primeros cinco aviones que llegaron fue el gran paso que dio la Fuerza Aérea en su razón operativa", manifestó.

"Esta celebración es importante tanto para los aviadores que tuvieron la oportunidad de volar en el C-130 como para el país. En estos 59 años, esta aeronave estuvo donde Brasil la necesitaba, en misiones de paz, rescate de nacionales, búsqueda y rescate, ayudando a combatir incendios, en misiones en la Amazonía, desempeñando un papel de integración, abastecimiento de Defensa Aérea, entre muchas otras misiones diversas. Todos los pilotos que tuvieron la oportunidad de volar en el C-130 sienten un gran orgullo de haber servido a Brasil a través de esta aeronave, realizando grandes misiones aéreas", expresó el Mayor-Brigadier del Aire José Madureira Junior, quien pilotó la aeronave en la ocasión.

Producido por la empresa Lockheed Martin, el Hércules fue incorporado a la flota de aeronaves de la FAB en la segunda mitad de 1964, en la versión C-130E, y a lo largo de los años, recibió los modelos SC-130E (Búsqueda y Salvamento/Reconocimiento), C-130H y KC-130H (Reabastecimiento en Vuelo).

En 1983, el C-130 Hércules comenzó a realizar misiones de apoyo al PROANTAR, contribuyendo desde entonces al desarrollo de investigaciones científicas en el Continente Antártico, totalizando alrededor de 400 misiones. También se destacan las misiones humanitarias en el Congo en 2003, El Salvador en 2005, Haití entre 2009 y 2017, Perú en 2017 y en Chile en 2010. Las misiones de Combate a Incendios en Vuelo en Chile en 2014, 2017 y 2023.

En la Operación COVID, el proyecto transportó casi 2 millones de kilogramos de carga (suministros y materiales hospitalarios diversos), 640 mil litros de oxígeno (O²) y más de 20 Plantas de Oxígeno.
La Fuerza Aérea Brasileña retira su flota de C-130 Hercules, tras casi 60 años de servicio