Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

El transporte en las aguas frente a las costas de Yemen fue de nuevo blanco de ataques de los rebeldes hutíes este lunes, una situación que llevó a la UE a anunciar una misión naval para proteger la navegación en la zona.

Los rebeldes hutíes de Yemen -un movimiento insurgente, afín a Irán, que controla grandes extensiones de territorio en ese país- han lanzado desde noviembre numerosos ataques en la ruta del mar Rojo, clave para el transporte marítimo mundial.

Los insurgentes aseguran actuar en solidaridad con los palestinos de la Franja de Gaza, donde Israel libra una sangrienta guerra contra el movimiento islamista Hamás, en represalia por el ataque del 7 de octubre en suelo israelí.

Estos incidentes provocaron una caída de los ingresos de entre 40 y 50% en el Canal de Suez, que conecta el mar Rojo con el Mediterráneo, afirmó este lunes el presidente de Egipto, Abdel Fattah al Sisi. 

Este lunes se reportaron nuevos ataques contra la navegación en esa región. Los hutíes atacaron “un navío británico en el golfo de Adén, el “Rubymar”, con misiles navales”, informó el portavoz militar de los rebeldes, Yahya Saree, en un comunicado.

Por su parte, la empresa de seguridad marítima Ambrey informó de un ataque contra un “carguero con pabellón de Belice, matrícula del Reino Unido y operado por Líbano” en el estrecho de Bab el Mandeb, que conecta el mar Rojo con el golfo de Adén.

El barco, que navegaba hacia el norte desde Emiratos Árabes Unidos, se dirigía a la ciudad búlgara de Varna.

La Unidad de Operaciones de Comercio Marítimo del Reino Unido (UKMTO) indicó por su parte que un navío que se encontraba a 35 millas náuticas (65 km) del puerto yemení de Moca reportó “una explosión cerca que causó daños”. Según la agencia, la tripulación fue evacuada y no hubo heridos.

Los hutíes también afirmaron haber derribado un avión estadounidense MQ-9, aunque Washington de momento no lo confirmó.

Por otro lado, un barco de propiedad estadounidense que navegaba con bandera griega reportó este lunes que sufrió un “ataque con misiles” en el golfo de Adén y que después otro proyectil cayó en el mar a unos metros de la embarcación, informó Ambrey.

“El buque informó de un proyectil que impactó en el agua a unos 10-15 metros”, señaló el reporte. “Dos horas antes el navío informó de un primer incidente”. No se reportaron heridos ni daños al navío y el buque continuó su ruta, indicó Ambrey.

La UKMTO informó que hubo “una explosión muy cerca del buque”, sin heridos ni daños. El lunes por la noche, los insurgentes afirmaron haber atacado “dos navíos estadounidenses” en el golfo de Adén, con “varios misiles”. Según los hutíes, se trataba del “Sea Champion” y del “Navis Fortuna”.

El ministro de Energía de Catar, Saad al Kaabi, pidió este lunes un alto el fuego en Gaza para poner fin a la inseguridad en el Mar Rojo, ya que afirmó que “la raíz” del problema “es la invasión israelí de Gaza”.

“Esperemos que pronto se produzca un alto el fuego que ponga fin a esta situación para que cese el impacto económico en todo el mundo”, declaró en una rueda de prensa.

En respuesta a los ataques de los hutíes, Estados Unidos lanzó en diciembre una fuerza multinacional para proteger la navegación en el mar Rojo y la Unión Europea anunció formalmente este lunes el lanzamiento de su propia misión, prevista para un año, aunque podrá ser prolongada. 

Esta misión podrá abrir fuego para defender a los navíos o para defenderse a sí misma, pero no podrá apuntar contra objetivos en tierra, como posiciones de los rebeldes hutíes, precisaron diplomáticos europeos.

Varios países anunciaron su deseo de participar en la misión, como Bélgica, Italia, Alemania y Francia. España, en cambio, indicó que no formará parte de la iniciativa.
Se registran nuevos ataques contra buques mercantes frente a las costas de Yemen