Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

Macron señaló tras una reunión sobre Ucrania en París en la que estuvieron más de 20 jefes de Estado y de Gobierno europeos que "no se puede descartar nada". Rusia ha respondido este martes apuntando a una posible escalada en el conflicto.

El presidente francés ha querido lanzar un mensaje de unidad contra Putin tras la reunión mantenida en París este lunes con una veintena de líderes europeos. 

Macron no descarta el posible envío de tropas a Ucrania, algo sobre lo que no existe consenso a día de hoy. Declinó dar detalles acerca de qué naciones estaban considerando esa posibilidad y añadió que "haremos todo lo necesario para que Rusia no pueda ganar la guerra".

Tras estas declaraciones el Kremlin no ha tardado en responder. Desde Rusia ven "inevitable" un conflicto directo con la OTAN si alguno de los países que forman parte del Tratado despliega tropas en ucranias. 

"En ese caso hablamos ya no de la posibilidad, sino del carácter inevitable" del conflicto a gran escala con la OTAN, ha dicho durante una rueda de prensa el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov.

"No le conviene para nada a esos países, y deben ser conscientes de ello", dijo Peskov asegurando que supondría un cambio de paradigma en la situación del conflicto y que Rusia tomaría acciones directas al respecto. 

En la reunión de los líderes europeos participaron el canciller alemán, Olaf Scholz, y el presidente polaco, Andrzej Duda, así como líderes de las naciones bálticas. También estuvo el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez. 

"En los últimos meses, en particular, hemos visto a Rusia haciéndose más fuerte", dijo Macron. "También sabemos que Rusia está preparando nuevos ataques, en particular para alarmar a la opinión pública ucraniana", ha indicado en su discurso.

Macron mencionó también, la necesidad de reforzar la seguridad para prevenir cualquier ataque ruso contra otros países en el futuro. Estonia, Lituania y Letonia, así como la mucho más grande Polonia, están consideradas como posibles objetivos del futuro expansionismo ruso. Los cuatro países apoyan firmemente a Ucrania.

Por su parte el primer ministro de Países Bajos, Mark Rutte, ha destacado tras el encuentro: "Ucrania necesita urgentemente más cohetes, pero también más sistemas, ya sean cohetes S-200, S-300, Patriots y otros sistemas".

El mensaje llega justo en el mismo día en el que Hungría ha aprobado la adhesión de Suecia a la Alianza Atlántica. Además la reunión se produce después de un importante acuerdo bilateral entre Francia y Ucrania.
Rusia ve 'inevitable' un conflicto con la OTAN si despliegan tropas en Ucrania