Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

Estados Unidos y Reino Unido lanzaron este sábado una nueva ola de ataques contra los hutíes en 13 lugares de Yemen por los ataques a buques en el Mar Rojo, confirmó el Pentágono.

"Estos ataques tienen como objetivo perturbar y degradar aún más las capacidades de los hutíes respaldados por Irán para llevar a cabo sus ataques imprudentes y desestabilizadores contra buques estadounidenses e internacionales que transitan legalmente por el Mar Rojo", indicó el Pentágono en un comunicado.

Como parte de los esfuerzos internacionales en curso para hacer frente a las crecientes actividades desestabilizadoras e ilegales respaldadas por Irán por parte de los Houthi en la región, el 3 de febrero, aproximadamente a las 11:30 p.m. (hora de Sanaa), las fuerzas del Comando Central de EE. UU., junto con las Fuerzas Armadas del Reino Unido y con el apoyo de Australia, Bahréin, Canadá, Dinamarca, los Países Bajos y Nueva Zelanda, llevaron a cabo ataques contra 36 objetivos Houthi en 13 ubicaciones en áreas controladas por terroristas Houthi respaldados por Irán en Yemen. 

Estos ataques de la coalición multilateral se centraron en objetivos en Yemen controlados por los Houthi, utilizados para atacar buques mercantes internacionales y barcos de la Armada de EE. UU. en la región.

Estos objetivos Houthi respaldados por Irán incluyeron múltiples instalaciones de almacenamiento subterráneo, centros de comando y control, sistemas de misiles, sitios de almacenamiento y operaciones de UAV, radares y helicópteros.

Estos ataques tienen como objetivo degradar las capacidades de los Houthi utilizadas para continuar sus ataques imprudentes e ilegales contra barcos de EE. UU. y del Reino Unido, así como el envío comercial internacional en el Mar Rojo, el Estrecho de Bab Al-Mandeb y el Golfo de Adén. Estos ataques son diferentes y distintos de las acciones multinacionales de libertad de navegación realizadas en el marco de la Operación Prosperity Guardian.

Los rebeldes hutíes del Yemen denunciaron este sábado la nueva ronda de bombardeos de Estados Unidos y Reino Unido contra la capital, Saná, y otras cinco provincias controladas por los insurgentes, en medio de una escalada de la violencia en Oriente Medio tras los ataques aéreos de Washington del viernes en Siria e Irak.

La televisión Al Masira, portavoz de los hutíes, dijo que hubo una "agresión estadounidense-británica contra la capital", mientras que EFE constató una serie de explosiones contra cuarteles militares en Attan, Al Nahdain y Al Hafa, en el oeste, sur y este de Saná, respectivamente.

Asimismo, la cadena apuntó que también se produjeron ataques aéreos contra posiciones de los hutíes en las provincias de Hajjah (noroeste), Dhamar (este), Al Bayda (centro), Taiz (suroeste) y Al Hudeida, a orillas del mar Rojo, en la primera campaña aérea a gran escala desde que Washington y Londres lanzaron su acción contra el Yemen el 12 de enero.

Ante esta nueva operación, el oficial hutí Naser al Din Amer advirtió en su cuenta de X que los insurgentes responderán a los bombardeos de Washington y de Londres en represalia por sus ataques contra embarcaciones en el mar Rojo.

"O cesa la agresión contra Gaza o habrá una guerra hasta el día del juicio final", amenazó el responsable de los rebeldes, que recientemente han sido clasificados por EE.UU. como organización terrorista.

Estos renovados bombardeos se producen después de que el Comando Central de Estados Unidos (CENTCOM) anunciara que ya había efectuado ataques este mismo sábado, sobre las 19.20 hora de Saná (16.20 GMT), contra seis misiles de crucero antibuque "preparados para ser lanzados al mar Rojo", de acuerdo con un comunicado.

De acuerdo con Al Masira, esos bombardeos tuvieron como objetivo posiciones cercanas a la localidad portuaria de Al Hudeida, a orillas del mar Rojo y donde los hutíes suelen lanzar sus ataques contra barcos comerciales y buques de guerra que transitan por la estratégica vía marítima.
Estados Unidos y Reino Unido lanzaron una nueva oleada de bombardeos contra los Huríes en Yemen