Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

Boeing Defense Australia ha asegurado un contrato con el gobierno australiano por un valor de 400 millones de dólares que tiene como objetivo mantener y modernizar la flota de cazas F/A-18F Super Hornet y EA-18G Growler de la Real Fuerza Aérea Australiana (RAAF).

El acuerdo, con una duración de cinco años, extiende el apoyo a los programas Super Hornet y Growler hasta 2030, asegurando la continuidad de una mano de obra altamente capacitada en la base Amberley de la RAAF en Queensland.

Boeing, como parte del contrato, supervisará la ingeniería, el mantenimiento y la gestión de proyectos para el sostenimiento y la modernización de los Super Hornets y Growlers.

Este contrato de Mantenimiento de Combate Aéreo y Ataque Electrónico con Boeing se inició el 1 de julio de 2016, inicialmente por cinco años. La ampliación actual es la segunda en su tipo, elevando el valor total del contrato a 800 millones de dólares.

El Ministro Australiano de Industria de Defensa, Pat Conroy, elogió a Boeing Defense Australia y a los socios de la industria de defensa involucrados en el mantenimiento y conservación de las flotas Super Hornet y Growler. Destacó la importancia de una industria de defensa fuerte para la protección de los australianos, sus intereses y la contribución a la estabilidad regional.

La expansión del contrato coincide con el logro de la capacidad operativa final para el EA-18G Growler en cuanto a ataque electrónico aerotransportado. Este avión, operado por el Escuadrón N° 6 en la Base Amberley de la RAAF, está equipado con 12 aeronaves EA-18G Growler, el Sistema Táctico de Interferencias ALQ-99 y la serie de misiles antirradiación AGM-88.
Los cazas F/A-18F Super Hornet y EA-18G Growler de Australia serán modernizados por Boeing