Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

A través de una publicación oficial del Departamento de Defensa, el gobierno de los Estados Unidos confirmó indirectamente la venta de helicópteros de ataque AH-1Z Viper a las Fuerzas Armadas de Nigeria. Así se desprende de los avisos de contrataciones realizados para la provisión de servicios y equipos para estas aeronaves.

Cabe destacar que durante 2022 el gobierno del presidente Joe Biden autorizó que Nigeria adquiera helicópteros de ataque avanzados con un valor de casi 1.000 millones de dólares, a pesar de las preocupaciones por el historial de derechos humanos del país en su combate a bandas criminales y extremistas.

El Departamento de Estado anunció la aprobación de la venta por 997 millones de dólares de 24 helicópteros Bell AH-1Z Viper y equipo relacionado a Nigeria. Dicho equipo incluye sistemas de orientación, visión nocturna y selección de objetivos, al igual que motores y apoyo en entrenamientos, indicó el departamento en una notificación al Congreso.

Según la Agencia para la Cooperación en Defensa y Seguridad (DSCA) el paquete ofrecido a Nigeria consta de: 12 helicopteros de combate AH-1Z Viper, 28 motores T-700 GE 401, 2.000 cohetes guiados por láser APKWS (sigla en inglés para Sistema Avanzado de Armas de Precisión); también se incluye la pantalla de visión nocturna (NVCD); un sistema de navegación satelital por GPS, pero en su versión comercial; equipo de comunicaciones; sistemas de guerra electrónica; gafas de visión nocturna para aviadores AN/AVS-9 y cañones M197 de 20 mm y su munición.

La aprobación de la venta se llevó a cabo tras una visita del secretario de Estado Antony Blinken a la capital nigeriana, Abuya, en noviembre, en la que planteó su preocupación por el historial del país en el respeto a los derechos humanos.

Sin embargo, en ese momento Blinken también dejó claro que Estados Unidos considera a Nigeria un socio en el combate al terrorismo y el extremismo islámico en África Occidental y en el Sahel —la zona de transición entre el desierto del Sahara y la sabana a lo largo del norte de África—, y pretende aumentar la cooperación con el gobierno nigeriano en esas áreas.

“Esta venta propuesta apoyará los objetivos de política exterior y de seguridad nacional de Estados Unidos al mejorar la seguridad de un socio estratégico en el África subsahariana”, le dijo el departamento al Congreso.

El acuerdo también “equipará mejor a Nigeria para que contribuya a los objetivos de seguridad compartidos, promueva la estabilidad regional y genere interoperabilidad con Estados Unidos y otros socios occidentales”, y “será una contribución importante a los objetivos de seguridad de Estados Unidos y Nigeria”, señaló la nota.
Estados Unidos vendió helicópteros de ataque Bell AH-1Z "Viper" a Nigeria