Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

Un gran despliegue de capacidades ha realizado la Fuerza Aeroespacial Colombiana (FAC) desde el pasado 30 de noviembre de 2023 para atender múltiples conflagraciones en el territorio nacional, utilizando aeronaves con sistemas atónicos para vigilar o determinar los más acertados cursos de acción.

Magdalena, Antioquia, Meta, Santander, Norte de Santander, Vichada y Cundinamarca, son algunos de los departamentos donde vienen operando las aeronaves de la FAC y sus tripulaciones, en misiones de alta complejidad que requieren entrenamiento, pericia y una planeación en la que se deben tener en cuenta todos los factores determinantes para la seguridad y efectividad de la operación.

Para este tipo de misiones, se requiere volar a baja altura y velocidad, siendo los helicópteros los medios ideales para este propósito; diez aeronaves de ala rotatoria se han configurado con equipos especiales conocidos como “Bambi Bucket” a lo largo y ancho del territorio nacional para combatir incendios forestales.

Desde el inicio de la temporada seca, la FAC han efectuado 166 descargas sobre las llamas, lo que representa más 66.000 galones de agua y líquido retardante en una lluvia directa a los focos flagrantes; más de 50 tripulantes de vuelo y personal especializado del Centro Nacional de Recuperación de Personal (CENRP), han intervenido en las misiones, enmarcadas dentro del Plan de Campaña Aéreo ‘Ayacucho’ para la protección del medio ambiente.

Todo este esfuerzo es coordinado por la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo y Desastres (UNGRD), junto con el Ejército Nacional, el Cuerpo de Bomberos, la Policía Nacional, los organismos de socorro y el importante apoyo de las comunidades.

La Fuerza Aeroespacial Colombiana continúa protegiendo a la población y el medio ambiente, para lo cual, ya ha volado 32 horas en este tipo de misiones, utilizando 1.210 galones de combustible de aviación, lo que representa un costo operacional que asciende a más de 500 millones de pesos.

Por otra parte, una vez estén disponibles los recursos económicos, se iniciará de manera inmediata el proceso de contratación para el mantenimiento del sistema Modular Air Fire Fighting System II (MAFFS II), que se utiliza abordo de las aeronaves Hércules C-130, para poner operativo este sistema y apoyar así las futuras emergencias forestales donde sea necesaria su intervención, teniendo en cuenta que factores como altura, topografía, temperatura y vientos, son determinantes para su atención.

Es importante aclarar que el equipo MAFFS II no se puede instalar en todos los C-130, ya que requiere de una adaptación especial con la cual solo cuentan tres de las aeronaves Hércules de la FAC, las cuales cumplen también funciones de transporte de tropa y carga, con capacidad de aterrizar en pistas no preparadas en las regiones más apartadas del país, donde se encuentran uniformados de la Fuerza Pública en funciones de seguridad y los conciudadanos con mayores necesidades.

De esta manera, la FAC está preparada para seguir trabajando coordinadamente en las acciones que se requieran para mitigar el impacto del fenómeno de El Niño en todo el territorio nacional, no solo dando apoyo en la extinción de incendios, sino también en el transporte de personal para la intervención en los diferentes eventos asociados a este fenómeno.
Así atiende la Fuerza Aérea Colombiana los numerosos incendios forestales en el país