Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

Ante las amenazas de los rebeldes hutíes en la región, Estados Unidos anunció que se buscará “defender el principio fundamental de la libertad de navegación” con la Operación Guardián de la Prosperidad

Diez países conformarán una fuerza naval para garantizar la seguridad del tráfico marítimo internacional en el mar Rojo, según anunció este lunes el secretario de Defensa norteamericano, Lloyd Austin.

Los hutíes advirtieron que cualquier país que actúe contra ellos será atacado en el mar Rojo
El funcionario norteamericano anunció el lanzamiento de la Operación Guardián de la Prosperidad, después de los recientes ataques de las milicias hutíes yemeníes.

“Hay un desafío internacional que requiere de una acción colectiva. Por consiguiente hoy anuncio la creación de la Operación Guardián de la Prosperidad, una nueva iniciativa multinacional de seguridad bajo el paraguas de las Fuerzas Marítimas Combinadas y la dirección de la Fuerza de Tarea 153 que se concentra en la seguridad en el mar Rojo”, ha proclamado Austin desde Bahréin, donde se encuentra de visita.

En la operación participan Reino Unido, Bahréin, Canadá, Francia, Italia, Países Bajos, Noruega, Seychelles y España “para afrontar los desafíos a la seguridad en el sur del mar Rojo y le golfo de Adén con el objetivo de garantizar la libertad de navegación para todos los países e impulsar la seguridad y la prosperidad regional”. No obstante, España aclaró que participará en en el ámbito de la OTAN y no unilateralmente.

“La reciente escalada en los temerarios ataques hutíes provenientes de Yemen amenaza el libre flujo comercial, pone en peligro las vidas de marineros inocentes y supone un incumplimiento del derecho internacional”, ha apuntado.

Austin ha recordado que el mar Rojo “es una vía marítima de importancia crítica que ha sido esencial para la libertad de navegación, un corredor comercial principal que facilita el comercio internacional”.

“Los países que quieren mantener el principio fundacional de la libertad de navegación deben unirse para afrontar el desafío de este actor no estatal que lanza misiles balísticos y vehículos aéreos no tripulados contra buques mercantes de muchos países que transitan legítimamente por aguas internacionales”, ha argumentado.

La pasada semana el presidente de Israel, Isaac Herzog, reclamó “una coalición verdaderamente internacional” para combatir a los rebeldes hutíes de Yemen, para que las acciones encabezadas por Estados Unidos sean “impulsadas y fortalecidas”.

Tras el estallido de la guerra entre Israel y el grupo islamista palestino Hamas en Gaza, los hutíes, respaldados por Irán, han lanzado varias andanadas de misiles y drones contra el sur de Israel en estos dos últimos meses y también contra buques con la bandera del Estado judío o propiedad de empresas israelíes en el mar Rojo y el estrecho de Bab al Mandeb.

Desde el pasado viernes, los principales grupos de transporte marítimo han ido anunciando que suspenden sus operaciones en el mar Rojo, entre ellos Maersk y Hapag-Lloyd, y hoy se les sumó la petrolera BP, al cancelar temporalmente el paso de sus embarcaciones por la zona.

Los rebeldes hutíes del Yemen reivindicaron este lunes el ataque contra dos barcos “vinculados” a Israel que navegaban cerca del estrecho de Bab al Mandeb, que conecta el mar Rojo con el golfo de Adén, en línea con una serie de acciones de la última semana “en apoyo del pueblo palestino”.

En un comunicado, el portavoz militar de los hutíes, Yahya Sarea, se atribuyó “una operación militar de calidad contra dos barcos vinculados a la entidad sionista”; en concreto, contra el barco Swan Atlantic, cargado de petróleo y con bandera de las Islas Caimán, y contra el MSC Clara, que transportaba contenedores, bajo bandera de Panamá. 

Según el militar, el ataque a los dos buques se produjo después de que sus tripulaciones “se negaran a responder a las llamadas” de las fuerzas navales de los insurgentes que, de acuerdo con la nota, “no dudarán en atacar cualquier barco que se dirija a puertos israelíes” a través del estrecho.

Asimismo, aseveró que los rebeldes seguirán “impidiendo que todos los barcos que se dirigen a puertos israelíes de cualquier nacionalidad naveguen en el mar Rojo y mar Arábigo hasta que traigan los alimentos y medicinas que nuestros fieles hermanos de la Franja de Gaza necesitan”, remarcó.

Por otro lado, dijo garantizar la seguridad a todos los barcos que se dirijan a todos los puertos del mundo, a excepción de los puertos israelíes, y afirmó que “no les ocurrirá ningún daño”, al tiempo que recordó que “deben mantener abierto el dispositivo de datación”.

Sarea insistió que estas acciones son “en apoyo del pueblo palestino” y “contra la injusticia, ya que actualmente está siendo sometido a matanzas, destrucción y asedio en la Franja de Gaza”.

La empresa propietaria del buque cisterna Swan Atlantic, la noruega Inventor Chemical Tankers, informó hoy de que el barco fue atacado a su paso por el mar Rojo.

“El barco ha sido golpeado por un objeto. Hemos contactado a todos los que había que contactar. Hasta ahora no tenemos informaciones de daños o fotos”, declaró el director general Oystein Elgan al portal noruego E24. “No hay nadie herido a bordo”, agregó, y detalló que en el buque cisterna se hallan 22 tripulantes y tres guardas de seguridad.

Egan confirmó además que el buque de la marina estadounidense USS Carney acudió a la llamada de socorro del Swan Atlantic.
Una coalición internacional liderada por EEUU desplegará una fuerza naval en el mar Rojo contra los ataques hutíes