Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

Los efectos colaterales de la guerra que libra Israel contra el grupo islamista Hamás en la Franja de Gaza comienzan a sentirse en el comercio mundial. La empresa suiza MSC Mediterranean Shipping Co, la mayor naviera de contenedores del mundo, anunció que dejará de utilizar el Canal de Suez tras un ataque a uno de sus barcos por parte de los rebeldes hutíes de Yemen. 

MCS dio la noticia este sábado 16 de diciembre, un día después de que su buque portacontenedores MSC Palatium III fuera atacado por el grupo rebelde, cuyas fuerzas dispararon dos misiles balísticos, uno de los cuales alcanzó a la embarcación provocando un incendio. La empresa reportó que no hubo heridos y que el navío presentó daños “limitados”. Sin embargo, avisó que no transitará más la ruta “hasta que el paso por el mar Rojo sea seguro”.

Su anuncio no ha sido el único. El armador francés CMA CGM también ordenó a sus tripulaciones evitar la travesía. La danesa Maersk, la francesa CMA y la firma y chileno-alemana Hapag-Lloyd han dado asimismo indicaciones de suspender operaciones en el mar Rojo a sus barcos. Maersk anunció que no transitará por estas aguas “hasta nuevo aviso”, luego de que en la víspera también sufriera ataques. 

En cuanto a Hapag Lloyd, indicó que pausará su tráfico hasta el lunes (aunque este tiempo podría extenderse), luego de que una de sus embarcaciones fuera atacada por "un objeto no identificado". CMA expresó temores en medio del aumento de hostilidades en la región. “Hemos dado la instrucción a todos nuestros portacontenedores que están programados para pasar por el mar Rojo para llegar a áreas seguras y pausar su viaje con efecto inmediato", indicó la compañía. 

Esta situación complica el paso a los portacontenedores con todo tipo de productos por el canal de Suez, una de las rutas más transitadas del mundo que conecta Europa y el norte de África con Asia.

Evitar el mar Rojo supondrá a los navíos un camino más largo, que rodea la costa africana hasta llegar a Europa, o bien el recorrido inverso hasta llegar a Asia. Esta alternativa, que ya han anunciado algunas empresas, como CMA para algunos de sus barcos, generará impactos en el comercio mundial previo a la época navideña, porque se trata de una ruta más larga y, por lo tanto, más costosa.

Las cuatro empresas citadas amasan el 40% del comercio a nivel internacional. De acuerdo con la plataforma Alphaliner, MCS y Maersk son los dos principales transportadores de contenedores a escala global; entre los dos agrupan el 25% de las mercancías en movimiento en todo el planeta. Entretanto, CMA CGM representa el 12,8% del mercado y Hapag-Lloyd el 7%. 

La decisión de suspender la ruta del mar Rojo por parte de estas compañías sigue a varios ataques perpetrados por parte de los rebeldes hutíes. Los hutíes son un grupo rebelde predominantemente chiíta que opera en Yemen surgido en los años 90. Son también una organización política y armada islamista que actualmente domina la capital yemení, Saná, y aliados del grupo islamista Hamás, a la vez que reciben el apoyo de Irán como potencia regional. 

Aparte del ataque a los barcos, el grupo también ha disparado drones y misiles contra Israel a más de 1.000 millas de su sede de poder en Saná, en lo que dicen es un apoyo a los palestinos durante la guerra. Mohamed Abdel-Salam, portavoz del grupo, dijo recientemente que este seguirá atacando a buques israelíes o barcos que se dirijan a Israel hasta que termine la "agresión y el asedio" en Gaza. La guerra iniciada por el Gobierno israelí en este enclave tras los ataques de Hamás a su población, el 7 de octubre, ha afectado profundamente a la población palestina, con 18.800 personas muertas, el 70% mujeres, niños y adolescentes, y 50.897 heridos.

Los hutíes anunciaron que atacarían toda embarcación que tenga un vínculo directo con Israel cuando pasen frente a las costas yemeníes, Sin embargo, en los últimos días varias empresas dicen haber sido blanco de ataques a pesar de no dirigirse a Israel. "Continuaremos impidiendo que todos los barcos se dirijan a puertos israelíes hasta que lleguen los alimentos y medicinas que nuestro pueblo necesita en la Franja de Gaza", dijo el grupo yemení en una declaración. 

Los ataques en el mar Rojo también están generando un aumento de las tensiones a nivel internacional. La semana pasada, Estados Unidos dijo que estaba en conversaciones con otros países para establecer un “grupo de trabajo” en esta ruta comercial que estaría apoyado por la Armada estadounidense. Tanto el Ejército de EE. UU. como el francés han estado reforzando su presencia en estas aguas en las últimas semanas y el portavoz de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Kirby, dijo el viernes que en los próximos días se sabrán “más detalles” sobre el grupo de trabajo marítimo. 

En respuesta a los comentarios de Washington, Irán ha advertido a Estados Unidos sobre tomar acción en aguas en las que Teherán tiene “predominio”. El ministro de Defensa iraní, Mohammad Reza Ashtiani, dijo que una presencia multinacional respaldada por las fuerzas estadounidenses en el mar Rojo podría tener consecuencias: "Si toman una medida tan irracional, se enfrentarán a problemas extraordinarios", afirmó Ashtiani a la agencia oficial de noticias iraní (ISNA) el jueves.
Principales navieras del mundo suspenden operaciones en el mar Rojo por ataques hutíes