Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

La OTAN ha seleccionado su próxima generación de aeronaves de mando y control, ya que la actual flota de aeronaves de alerta y control aerotransportadas (AWACS) de la Alianza se acerca al retiro. La producción de los seis nuevos aviones Boeing E-7A Wedgetail está programada para comenzar en los próximos años, y se espera que el primer avión esté listo para el servicio operativo para el año 2031. Un consorcio de aliados dio su aprobación al proyecto, que es una de las mayores compras de capacidades de la OTAN.

"Las aeronaves de vigilancia y control son cruciales para la defensa colectiva de la OTAN y agradezco el compromiso de los aliados de invertir en capacidades de alta gama", dijo el Secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg. "Al combinar recursos, los aliados pueden comprar y operar activos importantes de manera conjunta, lo que sería demasiado costoso para que los países individuales adquieran. Esta inversión en tecnología de última generación muestra la fortaleza de la cooperación de defensa transatlántica a medida que continuamos adaptándonos a un mundo más inestable".

El E-7 Wedgetail es una avanzada aeronave de alerta temprana y control que proporciona conciencia situacional y funciones de mando y control. Equipado con un radar potente, la aeronave puede detectar aeronaves hostiles, misiles y barcos a grandes distancias y puede dirigir a los aviones de combate de la OTAN hacia sus objetivos. Estados Unidos, el Reino Unido y Turquía también vuelan el Wedgetail o planean operarlo. Está basado en una versión militarizada del avión de pasajeros 737.

La OTAN ha operado una flota de aeronaves E-3A Airborne Warning and Control (AWACS) desde la década de 1980. Con base en la base aérea de Geilenkirchen en Alemania, los AWACS han participado en todas las operaciones importantes de la OTAN, incluida la lucha contra ISIS, así como en el flanco oriental de la OTAN después de la invasión de Ucrania por parte de Rusia. Se espera que el E-7 tenga su base principal en Geilenkirchen y pueda operar desde varias ubicaciones avanzadas en toda Europa. El Wedgetail formará parte del proyecto futuro de vigilancia y control de la Alianza, que implementará la próxima generación de sistemas de vigilancia de la OTAN a partir de mediados de la década de 2030.
OTAN selecciona al Boeing E-7A Wedgetail para sustituir parte de su flota de aviones AWACS