Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

El gobierno noruego ha anunciado que iniciará el desarrollo del misil de ataque de próxima generación en cooperación con Alemania y Kongsberg Defence & Aerospace (KONGSBERG) como socio industrial principal.

La empresa de defensa KONGSBERG, que ha desarrollado el Misil Naval de Ataque (NSM), asumirá el papel principal en el desarrollo del nuevo misil naval de ataque, que complementará al NSM, según informó el Ministerio de Defensa de Noruega en un comunicado. El nuevo misil se conocerá como Misil de Ataque Supersónico (3SM) Tyrfing y está programado para estar listo en 2035.

"El desarrollo de los misiles noruegos es una historia de éxito. La industria de defensa noruega, con KONGSBERG a la vanguardia, tiene una experiencia única y produce misiles de clase mundial. El proyecto continuará extendiendo esta experiencia estratégicamente importante, para que podamos seguir desarrollando misiles atractivos para otros países de la OTAN y aliados cercanos" afirmó Bjørn Arild Gram, Ministro de Defensa de Noruega.

"El nuevo proyecto de misiles de ataque asegurará que Noruega mantenga su posición como líder mundial en la producción de misiles, basado en una cooperación sin problemas entre la industria, los gobiernos y los establecimientos de investigación. El proyecto creará nuevos empleos noruegos, al tiempo que ofrecerá a Noruega y a sus aliados capacidades de defensa mejoradas", dijo Eirik Lie, Presidente de Kongsberg Defence & Aerospace.

El NSM actual fue desarrollado a principios de la década de 2000 y entregado a las Fuerzas Armadas de Noruega de 2011 a 2015. En la actualidad, el misil ha sido seleccionado por 13 países. 

El desarrollo del nuevo misil es un proyecto de colaboración entre Noruega y Alemania, y se planea desplegarlo en buques de guerra de ambos países. El gobierno propone iniciar y completar la fase de diseño inicial del proyecto antes de regresar al Parlamento noruego con una recomendación para continuar el proyecto.
Noruega y Alemania desarrollarán un nuevo Misil de Ataque Supersónico